fbpx

El método Montessori: “Una actitud que fomenta las habilidades personales”

Esta pedagogía pretende que el niño crezca independiente y capaz de pensar por sí mismo.
Dolores Sánchez JaimeMiércoles, 20 de January de 2021
0

El método Montessori tiene como fin el máximo desarrollo posible en cada niño. TEMS

¿Cómo podemos aplicar en casa el método Montessori? es el nuevo artículo publicado por “The English Montessori” School (TEMS), el cual fue realizado por Lucy González y Giuliana Rando, coordinadoras de Infantil y Montessori de TEMS. Así, las expertas expresan que, más que un sistema de enseñanza, se trata de una actitud ante la formación que busca que el niño crezca feliz, independiente y capaz de pensar por sí mismo.

En este sentido, la pedagogía Montessori “tiene como objetivo conseguir el máximo desarrollo posible en cada niño mediante el fomento de sus habilidades personales”. Desde MAGISTERIO, hablamos con Lucy González que explicó que dichas habilidades se refieren al movimiento, es decir, a la motricidad, al lenguaje, a la preescritura o la lectoescritura. De igual modo, se refieren también a las habilidades sociales que incluyen la resolución de conflictos y problemas, la habilidad de entender el mundo, la toma de decisiones, la independencia, la creatividad, la autorregulación y la autoestima. 

La pedagogía Montessori tiene como objetivo conseguir el máximo desarrollo posible en cada niño mediante el fomento de sus habilidades personales

Por ello, “con una eficaz visión de la Educación, el método Montessori armoniza el proceso educativo con el desarrollo natural del niño para potenciar su éxito, siempre acorde con su propia personalidad”, argumentan las expertas. 

Asimismo, añaden que, para que los niños puedan desarrollar su máximo potencial, en primer lugar, deben estar inmensos en un ambiente adecuado, diseñado para fomentar su crecimiento de manera independiente. En segundo lugar, “deben tener un guía que respete su propio proceso de aprendizaje y, en último lugar, también es preciso que los niños tengan a su disposición materiales y actividades que favorezcan su aprendizaje y creatividad”.

Además, González y Rando apuntan que, para poder adentrarse en el método Montessori y para poder aplicarlo correctamente en el hogar, es esencial que se entiendan que las raíces de esta Educación se centran, en gran medida, en el desarrollo de la inteligencia emocional de los niños, factor esencial para su completo progreso individual y social. “Conceptos como amor, compresión, respeto, libertad, confianza o empatía, deben ocupar un espacio clave en la forma de educar a nuestros niños”, aseveran.

Con una eficaz visión de la Educación, el método Montessori armoniza el proceso educativo con el desarrollo natural del niño para potenciar su éxito

Espacios cómodos

Por otro lado, las expertas consideran que “es esencial” entender que hay que confiar en el niño, dejar que sea independiente y que haga las cosas por sí mismo. “Esto no significa dejarlo solo, sino facilitar un ambiente en el que pueda hacer las cosas hasta conseguirlas y sin frustrarse”. Como ya se adelantó, es imprescindible adaptar los espacios para crear hábitats favorables a su desarrollo.

Para ello, González y Rando explican que “la habitación debe ser un lugar cómodo para los niños, no para los padres. Por ello, deben tener la posibilidad de acceder a sus juguetes por ellos mismos, así podrán jugar cuando lo necesiten, pero también ordenarlos después”. Todo ello, junto a herramientas adecuadas, es decir, junto a la preparación de actividades y de materiales que les permitan aprender.

Finalmente, González hizo hincapié en que el método Montessori consiste en una Educación que no presiona. “Los guías Montessori están para presentar los materiales en el momento preciso y observar, no para enseñar ni intervenir. Todo está a la medida del niño para que él decida su aprendizaje y tenga independencia”.

Es esencial entender que hay que confiar en el niño, dejar que sea independiente y que haga las cosas por sí mismo

Más sobre el método Montessori

  • La creadora del método Montessori es María Montessori, la cual estudió medicina en Italia y se convirtió en la primera mujer médica y educadora italiana. A través de sus observaciones científicas, María Montessori entendió qué necesitaban los niños para un desarrollo óptimo en todos los aspectos. Así, en el 1907, fundó su primera Casa de Niños en Roma. 
  • La inteligencia emocional es la capacidad de entender y regular las emociones, de percibir las emociones de los demás, y de poder modificar el comportamiento adecuadamente, es decir, consiste en la autorregulación o la empatía, entre otras  cuestiones. La prioridad de María Montessori era crear una sociedad en paz a través de su Educación.
0
Comentarios