fbpx

Los errores jurídicos de la Lomloe pueden hacer que naufrague en su aplicación

La ley sustituye, modifica, complementa o deroga la Lomce, según los casos. El texto publicado en el BOE deroga por error la FP Dual o los PMAR.
Diego FranceschMartes, 26 de January de 2021
0

La Lomloe introduce la posibilidad de separar de la docencia a aquellos que no se ajusten a la metodología pedagógica oficial. © HALFPOINT

La precipitación con la que se aprobó, la ausencia de negociación real en el tramo último de la ley, el desprecio a los informes del Consejo Escolar y otros errores de redacción han llevado a que la Lomloe sea un desastre desde el punto de vista técnico y jurídico, además de un despropósito ideológico. Según los expertos consultados, como Fernando Villalba, de STES, “al derogar la Lomce, por ejemplo, quedan derogadas la FP Dual o los Programas de Mejora del Aprendizaje y Rendimiento (PMAR) y sin embargo, hay alumnado en ambos”.

Efectivamente, “según esta redactada, la Lomloe anula en bloque toda la Lomce, desde el día 19 se vuelve a la LOE 2006, a la ley matriz”, recuerda Villalba, pero en ocasiones esa derogación no se sustituye por lo anterior expresamente, sino que quedan lagunas. Otro ejemplo, en el artículo 1 sobre Los principios de la Educación, la Lomce introduce el epígrafe Q relativo a la libertad de enseñanza y la Lomloe añade la letra R, sobre Educación para la transición ecológica, pero, al derogar toda la Lomce, ¿qué pasa con la letra Q que quedaba entre ambas?

Luego, en el artículo 42 bis, la Lomce introducía la FP Dual. La Lomloe añade un apartado 2 a ese artículo (derogado) que queda descolgado, porque se anula el 1… “Técnicamente es un desastre”, concluye Villalba.

Miguel Recio, vocal asesor del Gabinete del secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, reconoció en un webinario sobre la ley que organizó la Fundación Episteme, que se trata de una ley “jurídicamente complicada desde el punto de visto técnico, como quiera que su redactado se incorpora al de la ley anterior, la Lomce, sustituyendo, modificando, complementando o derogando sus artículos, según el caso”.

No obstante, señala que la ley vuelve a “recuperar el modelo curricular de enseñanzas mínimas, que la ley anterior había abandonado, refuerza el principio de participación en el sistema educativo, incorpora el aprendizaje basado en competencias y el desarrollo de parte del currículum a iniciativa de los centros y devuelve la estructuración en ciclos de la Primaria y aumenta progresivamente las plazas públicas en Infantil”.

Fernando Villalba, portavoz de STES y miembro del Consejo Escolar del Estado "

Según está redactada, la Lomloe anula en bloque toda la Lomce, desde el día 19 se vuelve a la LOE de 2006, a la ley matriz

"

Entre las medidas destinadas a combatir el fracaso escolar, Recio destacó la “recuperación de la titulación única para todo el alumnado en la etapa de obligatoria, eliminando los itinerarios conducentes a la no obtención del título de ESO, que la ley Wert había establecido por aquellos alumnos que cursaran la FP Básica”.
Así mismo matizó que “está previsto mantener la FP Básica”, pero que conducirá igualmente a la obtención del título de ESO. Igualmente, para combatir el alto índice de repetición, se establece un máximo de dos repeticiones a lo largo de toda la etapa obligatoria, y en ningún caso podrá ser el mismo curso.

Plena aplicación

De acuerdo con las previsiones del Ministerio, la plena aplicación de la Lomloe se producirá en el curso 2022-23, cuando ya hayan sido elaborados y desplegados los respectivos decretos de enseñanzas mínimas para cada etapa.

En el mismo webinario, el profesor Alberto Royo criticó la ley al asegura que “olvida las funciones académicas, centrándose en aspectos meramente administrativos o burocráticos”, y promoviendo pedagogías que, como el constructivismo, considera totalmente erróneas. “La Lomloe no significará de ninguna forma una mejora del sistema educativo, sino un empeoramiento de la calidad educativa”, apostilló Royo.

De acuerdo con las previsiones del Ministerio, la plena aplicación de la Lomloe se producirá en el curso 2022-23, cuando ya hayan sido elaborados y desplegados los respectivos decretos de enseñanzas mínimas para cada etapa

En contra de lo afirmado por Recio, Royo manifestó que no había sabido encontrar en la ley “ninguna medida efectiva contra el fracaso escolar, que no sea la reducción progresiva de contenidos de conocimiento, es decir, la reducción de los currículums y el énfasis en la dispersión de los conocimientos disciplinares en proyectos y competencias que no tienen otro efecto que disimular y camuflar este fracaso bajo el barniz de una falsa modernización supuestamente innovadora”. Incidió también en la idea que “no se tiene que ver la repetición tan peyorativamente, como un fracaso definitivo, porque no lo es y porque del fracaso también se aprende. El auténtico fracaso es precisamente esconderlo o no quererlo ver”, añadió.

Prohibición legal de repetir curso

Respecto a la prohibición legal de repetir de curso más de dos veces a lo largo de toda la enseñanza obligatoria, Alberto Royo afirmó que es una “medida administrativa, no académica, y lo único que provocará será el empeoramiento del aprovechamiento del alumno al cual no se ha de dejar repetir, porque entonces, o bien cuando pase de curso no estará en condiciones de aprender unos contenidos que requería haber aprendido del curso anterior, o, también, si el alumno sabe que no repetirá más de una vez el mismo curso, y nunca más de dos veces, puede inhibirse fácilmente”..

Otra característica de las leyes educativas, y muy particularmente de la Lomloe, según Royo, es el “reiterado énfasis en la desresponsabilitzación del alumno, como consecuencia de la aplicación de teorías pedagógicas elaboradas por supuestos expertos que no han pisado nunca un aula de Secundaria”. Una desresponsabilzación que “no contribuye precisamente al desarrollo del espíritu crítico”, añade este profesor.

“Nada de esto contribuirá a mitigar la brecha social, sino todo lo contrario”, enfatiza Royo. Porque “si la escuela no enseña, los más perjudicados serán precisamente los sectores de las clases más desfavorecidas, que no se podrán permitir un colegio de pago o un profesor particular, quedando condenados a la marginalidad, precisamente como consecuencia de unas medidas que se proclaman creadas en su nombre”. Y añadió que “si no se enseña, no se aprende, pero si no se exige, tampoco se nota. Un enfoque propio de las modas pedagógicas”, finalizó.

0