fbpx

Nereida Carrillo: "La solución a la desinformación más eficaz es la Educación"

La alfabetización mediática es la clave para tomar decisiones basadas en hechos. El proyecto de verificación online creado en Barcelona promueve la acción contra 'fake news'.
Anastasia FedulovaMartes, 23 de febrero de 2021
0

Nereida Carrillo es creadora del proyecto "Learn to Check", doctora en Comunicación, periodista y docente. © N.C.

“Creemos que la solución más eficaz y a largo plazo para combatir las noticias falsas es la Educación”, afirma Nereida Carrillo, la directora y creadora del proyecto de Educación mediática Learn to Check. Es la plataforma que promueve la formación contra la desinformación, ofrece herramientas de verificación digital, materiales gamificadas, artículos y guías prácticas.

Todos los contenidos están en abierto, disponibles en castellano, catalán e inglés. La alfabetización mediática se está promoviendo también a través de los cursos y talleres para los jóvenes, los docentes, las familias y otros públicos interesados en la verificación digital.

Pregunta. ¿Cómo apareció la idea de crear la plataforma ‘Learn to Check’?
—La semilla del proyecto viene de unos años atrás, cuando comenzamos a hacer talleres sobre la desinformación para los jóvenes con el objetivo de darles herramientas que les ayuden a informarse de manera rigurosa y con hechos. Los profesores nos pedían talleres también porque tampoco tenían las competencias en verificación, además nos pedían más materiales para poder dar continuidad a esta formación. A partir de allí vimos un interés creciente y empezamos a ampliar la formación a otros públicos: docentes de Secundaria, bibliotecarios y documentalistas, familias, que querían acompañar a sus hijos e hijas en estos entornos. El septiembre pasado decidimos lanzar la web con el contenido en abierto, al alcance de todo el mundo. El proyecto recibió el apoyo de la Embajada de los EEUU en España.

"

Los jóvenes ya tienen la mirada de sospecha, pero les faltan herramientas para poder verificar

"

¿Cómo podría valorar la preparación de los jóvenes para tomar acción contra la desinformación?
—Vemos que los jóvenes ya tienen la mirada de sospecha, pero les faltan herramientas para poder verificar, se quedan con la duda, aunque tienen esta mirada que detecta que algo no cuadra. Es un dato que nos da mucha esperanza, porque indica que con un poquito de formación ellos pueden estar empoderados en los entornos de las redes sociales. Dicen, por ejemplo, que una fotografía es sospechosa pero no saben cómo hacer la búsqueda inversa de imágenes que les desmienta que esta fotografía está manipulada. Otro aspecto que sacamos de los talleres es que muchos jóvenes consideran que sus padres y profesores no les pueden ayudar a resolver las dudas sobre las noticias falsas.

¿Tienen razón estos jóvenes? ¿Cómo es el nivel de conocimiento de los docentes en este ámbito?
—Los docentes, como todos los adultos, hemos ido aprendiendo sobre la marcha todo lo que tiene que ver con el internet y las redes sociales a través del método de “ensayo, error, reflexión”. Los profesores como otros ciudadanos, algunos tienen más conocimiento, otros tienen menos. Pero es verdad que necesitan estas competencias.

¿Cómo son los cursos de verificación para los docentes?
—En los cursos enseñamos los fundamentos de la verificación digital pero también hay una parte más específica dependiendo del público: para los profesores les damos recursos e ideas para aplicar en el aula. Les agradezco mucho el interés, porque es un interés personal para ponerse en estos temas que por ahora no están en los planes de estudios, pero los docentes ven con muy buen olfato la necesidad de entrar en estas cuestiones con sus alumnos. La idea es que nuestros cursos estén acreditados, para que los docentes puedan conseguir méritos con estas formaciones. Nos gustaría tejer alianzas a nivel de la Consejería de Educación, Ministerio de Educación, con otras entidades para poder ampliar estas formaciones. Aunque ahora depende de la voluntad propia de equipos docentes y de las ganas para hacerlo, pensamos que este tipo de Educación debe extenderse a todo el mundo, y aquí se podría trabajar.

"

Las teorías de la conspiración triunfan porque dan respuestas fáciles a problemas complejos

"

Uno de los mayores riesgos de la desinformación es su capacidad de difundirse de manera exponencial. ¿Por qué un bulo es tan atractivo para la mente?
—La desinformación es un problema complejo y multifactorial. Claire Wardle de First Draft (el proyecto dedicado a la verificación) ha dicho una cosa con la que estoy muy de acuerdo: “Necesitamos hechos, pero no solo hechos”. Hay múltiples factores de la desinformación, entre ellos, la desafección política, la crisis de credibilidad de los medios de comunicación, otras causas más sociales. ¿Por qué triunfan las teorías de la conspiración? Porque dan respuestas fáciles a problemas complejos y tienen un importante mecanismo de cohesión social: tú, quizás, eres una persona que se encuentra aislada o que tiene el sentimiento de soledad, de repente comienzas a formar parte de un “grupo selecto”, es decir, estás en otro nivel, porque a ti no te están “engañando” como a todos los demás. Hay otras causas: muchas veces no nos informamos a través de los medios de comunicación fiables, sino que por las redes sociales, donde la viralización de noticias falsas se multiplica.

También el problema radica en que muchos gobiernos usan la desinformación como una herramienta de influencia política…
—Sí, hay causas políticas y también económicas: la desinformación genera mucho dinero. Por detrás de los bulos hay muchas causas complejas que también debemos atacar. Solo con hechos, quizás, vamos a romper un poco este hielo que está por encima, pero por debajo queda toda una capa de causas complejas de la desinformación que debemos de abordar si queremos realmente parar este problema.

"

El primer paso de actuación ante noticias que parecen falsas o manipuladas es no compartirlas

"

¿Podría compartir una guía práctica de actuación ante las noticias que parecen falsas o manipuladas?
—El primer paso es no compartir esta noticia y sospechar sin ser cínico. Lo segundo es ir comprobando la fuente de información: una fuente experta, un testimonio, un pseudoexperto (como en las teorías de conspiración), una persona interesada. El tercer paso es comprobar las evidencias que hay de que un hecho sea verdad o no. En el caso de las fotografías y videos: ver dónde y cómo  se ha grabado. Por último, prestar atención a los intereses que están detrás de estas informaciones.

0
Comentarios