fbpx

Hambre de orientación

José Mª de Moya
Director de Magisterio
2 de marzo de 2021
0

L A semana pasada se celebraron las I Jornadas de Orientación Profesional con el sobrenombre “Mirando el futuro”. Más de 30.000 estudiantes de 4º de ESO y Bachillerato procedentes de 340 centros de Secundaria participaron en alguna de las 24 sesiones web sobre carreras universitarias más dos sesiones inspiracionales a cargo de Víctor Küppers y Mario Alonso Puig. Los alumnos tuvieron la oportunidad de preguntar a profesionales de la talla del neurocientífico David Bueno sobre la carrera de Biología, de la periodista Raquel Sánchez Silva para aquellos interesados en Periodismo, del divulgador Eduardo Sáenz de Cabezón sobre Matemáticas, de Carlos Blanco sobre Filosofía, del director general de la agencia Arena Media Óscar Dorda sobre Publicidad, del fundador de la marca de zapatillas Pompeii, Jaime Garrasstazu, sobre Económicas, del presidente del grupo HM Hospitales Juan Abarca sobre Medicina, de Silvia Álava sobre Psicología, el bestseller Fernando Alberca sobre Magisterio, etc.

Más allá del espectacular cartel, la implicación de los participantes fue lo sorprendente de unas Jornadas en las que los estudiantes formularon más de 5.000 preguntas

Más allá del espectacular cartel, la implicación de los participantes fue lo sorprendente de unas Jornadas en las que los estudiantes formularon más de 5.000 preguntas. Este dato evidencia que hay una necesidad imperiosa de orientación en Secundaria. El tópico de que nuestros jóvenes están desorientados cobra más relevancia en tiempos de incertidumbre como los que vivimos. Los adultos –aun con dificultad– podemos mantenernos a flote en medio de esta cultura del cambio constante, pero nuestros hijos y alumnos sin duda se irán a pique sin la brújula de un sabio consejo.

La orientación psicopedagógica es importante sin duda para aquellos con dificultades. De hecho, las sesiones inspiracionales a cargo de Küppers y de Alonso Puig confirmaron la sospecha de que son muchos los adolescentes con problemas psicopedagógicos: miedo ante el futuro, frustración ante la adversidad, incapaces de gestionar sus emociones…Aunque me gusta matizar que este tipo de orientación debe dirigirse exclusivamente a aquellos chicos y chicas con dificultades; no vaya a ser que creemos problemas donde no los hay.
Pero junto con la orientación psicopedagógica, se hace imprescindible una buena orientación profesional para todos, para los que tienen dificultades y para los que su único problema es no saber qué estudiar. En este punto, el orientador tendrá que ayudar al joven a responder a estas tres preguntas: qué me gusta, qué se me da bien y qué me interesa desde el punto de vista de la empleabilidad.

0
Comentarios
  1. Hambre de orientación - La psicología es para todos los días
    4 de marzo de 2021 08:51

    […] FUENTE: Magisnet.com […]