fbpx

Los profesores se vuelven “streamers”

Expertos y protagonistas de estas experiencias innovadoras explican las ventajas de Twitch. A raíz de la pandemia hubo un boom de contenidos y experiencias, todos los profes tenían que formarse.
Marina SeguraMartes, 27 de abril de 2021
0

A diferencia de otras herramientas, Twitch ofrece mucha más cercanía con la gente que te ve y la posibilidad de personalizar la experiencia. © DIMAZZ KARMA

Los profesores se están asomando de modo incipiente al fenómeno del streaming (retransmisiones en directo) para conectar con sus alumnos desde un lugar más informal y, sobre todo, para debatir sus ideas con el “claustro virtual”, cada vez más numeroso a raíz de la pandemia. Expertos y protagonistas de estas experiencias innovadoras explican las ventajas de Twitch, una plataforma cuyo público diana son los gamers (videojugadores) y cuya principal diferencia respecto a Youtube y similares reside en que está enfocada a las emisiones en directo (streaming).

Todas estas tecnologías han experimentado un gran repunte a causa de la pandemia, que ha empujado a los profesores, en particular de Secundaria y Bachillerato, a las piscina” de las nuevas tecnologías, explica Beatriz Marcano, profesora del Máster en Tecnología Educativa y Competencias Digitales de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

“Las condiciones que hay desde hace un año han dado la vuelta a la tortilla de forma radical y todas estas plataformas, de forma sorprendente y sin proponérselo, han ganado mucho”, incluidos los servicios de streaming”.

En estos momentos, hay iniciativas “muy interesantes” en Twitch que permiten a este colectivo usar “un lenguaje más cercano y coloquial, sin las formalidades de un ambiente más académico, para conectar con los alumnos”, añade Marcano.

Detrás hay un “trabajo inmenso”, que va desde el esfuerzo de familiarizarse con una nueva tecnología a tener un buen micrófono y cámara a prepararse el contenido que se desea compartir. Es un reto “aún incipiente, que no me atrevo a decir que vaya a tener un recorrido muy rápido, todo dependerá de la dedicación que quieran tener los profesores y está condicionado por la disposición tecnológica de los estudiantes”, añade la experta de la UNIR.

Canal de Twitch “Entreprofes”

Andrea Plaza es profesora y una de las fundadoras de Entreprofes, un canal en línea de divulgación educativa creado en Twitch en noviembre de 2020 que se inspiró en el informativo vídeo que hace en la misma plataforma el cómico, guionista, actor, músico y presentador Ángel Martín.

“A raíz de la pandemia hubo un boom de contenidos y experiencias, todos los profes tenían que formarse, había muchos tutoriales y la idea fue reunir esas novedades y proyectos pioneros para compartirlos con los profesores, explica Martín.

En estos momentos, hay iniciativas "muy interesantes" en Twitch que permiten a este colectivo usar "un lenguaje más cercano y coloquial, sin las formalidades de un ambiente más académico, para conectar con los alumnos

A diferencia de otras herramientas, “Twitch ofrece mucha más cercanía con la gente que te ve y la posibilidad de personalizar la experiencia través de mensajes automáticos (bots) o los puntos (se canjean puntos por visionado o suscripción y a cambio se reciben recompensas)”. Con este proyecto, añade Plaza, “esperamos sobre todo que los profesores hagan sus propios proyectos en Twitch con sus alumnos o con otros docentes”.

Plaza razona que los jóvenes ya casi no consumen televisión y ven Twitch por el móvil, los docentes “tenemos que ser capaces de conocer sus intereses e involucrarles con contenidos que se dan en las asignaturas”. “Nos ha sorprendido la aceptación, el apoyo y el interés generado entre los profesores. La pandemia ha acelerado el acercamiento a la tecnología y estamos en un buen momento para generar proyectos de este estilo”.

Percepción de los estudiantes

Oriol Borrás, experto en nuevas tecnologías en el ámbito educativo y profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, cree que esta plataforma –que compró Amazon por 735 millones de euros– es muy útil, en especial para orientarla hacia los alumnos “ya que ellos la conocen perfectamente, mejor que nosotros”.

Borrás propone darle la vuelta al uso mayoritario que tiene hoy y dotarle de “un enfoque académico que los jóvenes no ven, cambiarles la percepción que ellos tienen de estas herramientas”, aunque para eso se necesitan profesores con “una mayor soltura, porque no es tan fácil llegar a estas plataformas sin las destrezas necesarias”.

Por ejemplo, sugiere, que los alumnos hagan trabajos en clase y en grupo y lo retransmitan al resto de compañeros y, después, se organice un debate. “Sería muy interesante tirar por ahí”, porque de momento lo que más se está haciendo es el intercambio de experiencias entre profesores, afirma.

Alumnos enseñan a profes

Ángels Soriano trabaja en el Colegio “Martí Sorolla II” de la ciudad de Valencia y organizó su canal en Twitch con ayuda de sus alumnos con la idea de conversar con otros compañeros sobre la experiencia vivida durante el confinamiento y “ver hacia dónde nos dirigimos”.

Según explica, la iniciativa también ha significado un proceso de aprendizaje para ella misma de la mano de sus estudiantes y entre los aspectos que valora menciona el uso de un lenguaje más cercano y “poder llegar de una manera no tan formal”, además de poder debatir con otros profesores.

Otra ventaja es que los alumnos aprenden que sin errores no hay aprendizaje: “Es una idea que repito mucho pero no cala”, sin embargo en los directos observan que hay equivocaciones y problemas y ven cómo se solventan en directo.

Otros profesores, como Rafael Monterroso, utilizan su canal para resolver dudas u ofrecer tutorías, y Fran Quesada proyecta una especie de Mi cara me suena para enseñar en directo a las familias qué está trabajando en su asignatura de Educación Física.

Los directores deben exhibir una presencia activa en línea. © INSTA_PHOTOS

Empoderar a los líderes de las escuelas virtuales

“Los directores en las escuelas se han convertido repentinamente en ‘directores virtuales’ que necesitan apoyo para navegar en este nuevo panorama”, asegura Sarah Pazur, directora de Liderazgo Escolar de una red de academias de escuelas públicas en Michigan y cofundadora de FlexTech Education. “A pesar del cambio hacia el aprendizaje a distancia, el discurso del liderazgo virtual permanece al margen”, señala Pazur en un artículo que publica el Observatorio de Innovación Educativa de Tecnológico de Monterrey (México). “A medida que aumenta la trayectoria de crecimiento del aprendizaje en línea, ¿cómo podemos desarrollar los ‘líderes virtuales’ efectivos que necesitamos ahora y en el futuro?”, se pregunta Pazur.

“A largo plazo, las escuelas tendrán que invertir en programas de capacitación para que los directores y líderes académicos puedan hacer frente a los desafíos únicos del liderazgo virtual”, señala. “No obstante, a corto plazo pueden recurrir a la experiencia de directores y líderes académicos de escuelas virtuales con muchos años de experiencia en busca de orientación”. Pazur es autora del estudio Liderando a distancia: el director de la escuela virtual como líder instruccional; donde describe cuatro acciones críticas para un liderazgo virtual eficaz e innovador: establecer nuevos paradigmas para medir el rendimiento de los estudiantes; invertir en el desarrollo profesional para los educadores en línea; considerar el diseño de base cero para los sistemas de evaluación de maestros en línea y aumentar la visibilidad en los espacios virtuales de aprendizaje
Según Pazur, “el crecimiento del aprendizaje virtual ha superado la limitada investigación que existe sobre prácticas efectivas orientadas al liderazgo virtual; por ello, es necesario desarrollar nuevos recursos que aborden las necesidades únicas del director de la escuela virtual” y, por otro lado, “las rúbricas para una enseñanza tradicional pueden excluir involuntariamente los estándares específicos de la pedagogía a distancia; como la llamada distancia transaccional”.

¿Cómo es una clase online en vivo efectiva y sin complicaciones?

“Según la teoría de la distancia transaccional de Moore (1993), la distancia de lo que llamamos Educación en línea es más que solo espacio físico”, afirma Mary Meinecke, profesora de Lengua Extranjera y experta en Educación a distancia. La ‘distancia transaccional’ es la distancia psicológica y también incluye percepciones y comprensiones, lo que puede conducir a una “brecha de comunicación”. Johnston (2010) mencionó la conexión de tres presencias (cognitiva, social y docente) durante el tiempo de clase, ya sea presencial o en línea y sugiere que la conexión entre estas tres presencias produce una experiencia educativa completa. Esto último, es precisamente lo que los maestros intentan lograr en sus sesiones en línea. Sin embargo, Moore (1993) advierte de que “existe un espacio psicológico y de comunicación que separa a los alumnos y al instructor”.

La brecha que se genera en las sesiones y actividades sincrónicas se puede cerrar, al entablar un diálogo para que la conexión entre los alumnos y el maestro sea más personal. “Podemos motivar, interesar y alentar a los alumnos a trabajar en los temas y actividades del curso, posteriormente basándonos en las respuestas de los estudiantes, así como en la demostración de su dominio, planificar las siguientes actividades y tareas del curso”, dice Meinecke.

Entre las recomendaciones más efectivas Meinecke señala, antes de la sesión, “comunicar expectativas; motivar el interés de los estudiantes por conectarse y preparar ayudas visuales”. Durante la sesión, comenzar con un chat informal, pedir a los estudiantes que enciendan sus cámaras, compartir la agenda de temas y realizar preguntas de manera frecuente o hacer encuestas. También se debe controlar el tiempo y mantener un ritmo activo. Al finalizar la sesión se debe aplicar una encuesta de salida para medir la efectividad y recibir comentarios.

0
Comentarios