fbpx

Desciende casi un 9% el número de alumnos que realizan la EBAU

La cifra pasa de los 12.131 el curso pasado a los 11.059 de este año.
Alba TardónMartes, 15 de junio de 2021
0

Alumnos realizando la prueba de la EBAU en un aula de la Universidad de Valladolid. © COMUNICACIÓN UVa

Desciende en un 8,84% el número de alumnos que se presentan este año a las pruebas de la EBAU en Castilla y León respecto al curso 2019-20. En concreto, la cifra pasa de un total de 12.131 a los 11.059 asistentes, que han acudido hasta las 48 sedes estipuladas por la Consejería de Educación durante los días 9, 10 y 11 de junio. Desglosado por provincias y distritos universitarios, la Universidad de Burgos (UBU) ha acogido a 1.672 estudiantes en sus distintas sedes, mientras que la de León (ULE) ha admitido a 2.004. 

Por otro lado, la USAL (Universidad de Salamanca) ha sumado 2.923 alumnos, divididos en los campus de Ávila (592), Zamora (755) y la provincia charra (1.576). En cuanto a la Universidad de Valladolid (UVa), esta ha albergado el mayor número de participantes: 4.460. De ellos, 655 han acudido al campus de Palencia, 766 al de Segovia, 481 al de Soria y 2.558 al de Valladolid.   

Tanto desde estas instituciones como desde el departamento que dirige Rocío Lucas han hecho especial hincapié en llevar a cabo a rajatabla el Protocolo de Adaptación de la EBAU a la situación originada por la pandemia Covid-19. Se trata de un documento publicado por la Consejería de Educación el pasado 11 de mayo que recoge medidas preventivas “para evitar el contagio y propagación del COVID-19 y adoptar medios para proteger la seguridad y la salud de las personas implicadas en la EBAU”, recoge la publicación. 

Protocolo

De acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias –Ministerio de Sanidad y Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León–, las pruebas se han llevado a cabo con una distancia interpersonal de, al menos, 1,5 metros, a lo que se añade la higiene de manos de forma frecuente, el uso constante de la mascarilla y una ventilación llevada a cabo, al menos, 15 minutos antes, al inicio de la prueba y durante la misma, para favorecer el aire cruzado de manera permanente.

Además, las universidades han procurado evitar las aglomeraciones en las entradas y salidas a los lugares de examen. De hecho, el acceso a los edificios ha estado limitado a los estudiantes y al personal indispensable y se ha habilitado una zona reservada de aislamiento para personas con posibles síntomas de Covid-19. 

Por otro lado, los alumnos ya diagnosticados con esta patología que no hayan finalizado su periodo de aislamiento y aquellos considerados contactos estrechos de un infectado no han podido realizar la prueba. Según informan desde Educación, todos ellos podrán acudir a la convocatoria extraordinaria (que les contará como ordinaria) los próximos días 7, 8 y 9 de julio.

0
Comentarios