fbpx

Desarrollar la creatividad en el aula y en los espacios comunes

Gemma Planell y Mireia Portero, maestras del Colegio "Santa Teresa de Jesús" de Carmelitas Misioneras en Terrassa (Barcelona), nos presentan un proyecto artístico diseñado para el alumnado de Ciclo Superior. El objetivo es visibilizar los talentos de los alumnos y alumnas, compartiendo distintas actividades creativas: espacios donde integrar pintura, música, danza, etc.
RedacciónMiércoles, 15 de septiembre de 2021
0
Creatividad
1 de 7

Este colegio siempre ha sido un referente por ser una institución creativa y así lo reconocen sus antiguos alumnos.

Educación Artística
2 de 7

Las actividades del proyecto comenzaron con una aproximación al concepto de Educación Artística y su evolución histórica.

Metodología innovadora
3 de 7

Hemos utilizado una metodología innovadora que fácilmente se puede adaptar a diversas propuestas educativas.

Programación
4 de 7

Unos elementos fundamentales que han mantenido en la programación han sido el esfuerzo, la confianza en el proceso, en la capacidad de los niños y niñas para trabajar autónomamente y utilizar los materiales de forma responsable.

Estrategias didácticas
5 de 7

La creatividad en el aula debe empezar por el propio docente, al emplear técnicas y estrategias didácticas que motiven e impliquen a los niños y les posicionen favorablemente hacia el aprendizaje.

Mural
6 de 7

El proyecto se realizó como cierre del curso escolar y el colofón fue pintar un mural con pintura acrílica de exterior en el patio.

Valores
7 de 7

Los niños y niñas han tenido la oportunidad de adquirir valores para su desarrollo personal.

Este colegio siempre ha sido un referente por ser una institución creativa y así lo reconocen sus antiguos alumnos. Definen la creatividad como la capacidad de ver la realidad con una mirada abierta y saber dar respuestas de manera diferente. Educar en la creatividad es también educar en el esfuerzo y en la perseverancia. Un esfuerzo que compensa, que motiva y que ilusiona porque te abre puertas. Trabajar el arte en la escuela te hace conectar con el resto de lenguajes y ámbitos del currículo transversalmente y los niños y niñas pueden desarrollar sus capacidades de forma integral y coherente.

Las actividades del proyecto comenzaron con una aproximación al concepto de Educación Artística y su evolución histórica, para dar paso al conocimiento del Pop- Art y Arte Urbano en general, y a la obra de Andy Warhol y Keith Haring en particular. Actualmente estos dos artistas siguen despertando interés y abordando temas sociales mediante un trabajo gráfico muy colorido. Los dos autores son ampliamente reconocibles gracias al merchandising que han generado, creando una iconografía muy cercana al gusto de la gente.

“Hemos utilizado una metodología innovadora que fácilmente se puede adaptar a diversas propuestas educativas, donde el alumno es el protagonista de su aprendizaje, propiciando así, el autoconocimiento, la ciudadanía, la empatía y la inclusión. Las actividades eran predominantemente interdisciplinares, participativas y vivenciales. Hemos trabajado, por medio de la tutoría y de las asignaturas, música, visual y plástica y nuevas tecnologías. Al mismo tiempo hemos introducido algunos conceptos de otra forma, un poco más lúdica, sin dejar de centrarnos en el aprendizaje continuo de los alumnos. Así, hemos podido trabajar las matemáticas, la motricidad y coordinación entre muchos otros aspectos”, explican estas comprometidas y jóvenes maestras.

Unos elementos fundamentales que han mantenido en la programación han sido el esfuerzo, la confianza en el proceso, en la capacidad de los niños y niñas para trabajar autónomamente y utilizar los materiales de forma responsable. Los resultados han mostrado una gran riqueza de opciones, demostrando el potencial del alumnado. Los niños se plantean retos, descubren posibilidades y disfrutan tanto del proceso como del resultado. La evaluación de los alumnos se ha basado en los conocimientos, habilidades y actitudes adquiridas antes, durante y después de la realización del proyecto.

Unos elementos fundamentales que han mantenido en la programación han sido el esfuerzo, la confianza en el proceso, en la capacidad de los niños y niñas para trabajar autónomamente y utilizar los materiales de forma responsable

La creatividad en el aula debe empezar por el propio docente, al emplear técnicas y estrategias didácticas que motiven e impliquen a los niños y les posicionen favorablemente hacia el aprendizaje. Una de las actividades más destacadas fue el Talent Show. Un año más, nuestros alumnos tuvieron la oportunidad de demostrar sus habilidades siempre respetando las preferencias del alumnado. El que no se sentía cómodo haciendo un espectáculo podía ser jurado, poner la música o presentar la actuación. La tarea se realizó con el objetivo de fomentar el desarrollo de las capacidades artísticas en los alumnos, favoreciendo el hábito y la facilidad para desenvolverse en público además de trabajar la expresión corporal respetando las individualidades de cada alumno. El colegio se convirtió en un inmenso local de ensayo lleno de ritmo, agitación y trabajo cooperativo: “Este año presenciamos un espectáculo muy variado con: canto, bailes, magia, artes marciales, e instrumentos, entre otros. No cabe duda que la implicación del alumnado y profesorado hace de esta experiencia, una extraordinaria iniciativa y puede servir de modelo y ejemplo para el desarrollo de otras actividades en nuestro entorno educativo y social“.

El proyecto se realizó como cierre del curso escolar y el colofón fue pintar un mural con pintura acrílica de exterior en el patio. Participaron los 55 alumnos que tiene la escuela en Ciclo Superior. Los estudiantes de este pequeño centro de Terrassa tras días de esfuerzo, esmero y trabajo en equipo, consiguieron llenar su patio de experiencias y color. Con el fin de respetar las medidas sanitarias, los alumnos realizaron las pinturas en grupos y turnos. Utilizaron el recreo como un lugar educativo, estimulante, divertido, de contacto con el aire libre y por lo tanto realizaron un aprendizaje servicio. Podríamos decir que esta última actividad buscaba que los estudiantes: se concienciaran de la importancia de cuidar y respetar su entorno más cercano, colaborasen con el resto de sus compañeros para conseguir un fin común, establecieran un entorno de aprendizaje entre profesores, alumnos y dejasen un centro más bonito y motivador: “Los resultados han sido extraordinarios y los alumnos demostraron una motivación intrínseca. Transformar el entorno, ofreció una propuesta educativa muy atractiva para todo el alumnado, ya que pone en juego el desarrollo de diversos tipos de competencias, facilitando el desarrollo de las diferentes inteligencias. Además, el enfoque que hemos tenido en cuenta es el de las inteligencias múltiples del psicólogo Howard Gardner que señala que hay que desarrollar diferentes potenciales con los que se consiguen diferentes competencias con procesos educativos constructivos y cooperativos. Así el proyecto se define como abierto, constructivo e integrador de los diferentes tipos de inteligencias. Consiguiendo el desarrollo de la iniciativa y autonomía personal y el pensamiento creativo en un ambiente que potencia el interés y la motivación”.

Como conclusión quieren destacar que el resultado de estas acciones es positivo, ya que los niños y niñas han tenido la oportunidad de adquirir valores para su desarrollo personal, sintiéndose útiles y descubriendo las posibilidades que puede ofrecerles. Las enseñanzas aprendidas por los niños superan con creces el esfuerzo y tiempo dedicados. Niños y profesores hemos aprendido y disfrutado; los niños creando con sus propias manos, compartiendo momentos y espacios con otros, cuidando el material y valorando las producciones propias y las de los demás y valorando muy positivamente el contacto con el arte contemporáneo. La participación en este tipo de experiencias supone un buen punto de partida para la Educación de la sociedad del futuro.

Enlace al Instagram del centro

0
Comentarios