fbpx

El Método Da Vinci, un marco para impulsar el desarrollo de las altas capacidades

Este método pretende ser un marco de actuación en el que desarrollar un enriquecimiento curricular para el alumnado con altas capacidades intelectuales.
Ana Cristina González RuizMartes, 28 de septiembre de 2021
0

El amor por la enseñanza, por el alumno, por mejorar las oportunidades de todos los niños y niñas, impulsa este método. © FEODORA

El número creciente de alumnos que se diagnostican con altas capacidades cada curso escolar, me ha hecho recapacitar y plantearme la necesidad de poner en marcha un proyecto de innovación que garantice el desarrollo de todas las capacidades de este alumnado y así continuar garantizando la inclusión, la igualdad de oportunidades, la calidad educativa y la equidad en la Educación.

El Método da Vinci pretende ser el marco de actuación en el que desarrollar el enriquecimiento curricular para el alumnado con altas capacidades. Toma el nombre de uno de los mayores genios de nuestra historia, el cual además nos inspira a la hora de iniciar este camino con su cita: “Todo conocimiento empieza por los sentimientos”. El amor por la enseñanza, por el alumno, por mejorar las oportunidades de todos los niños y niñas, impulsa este método.

A la hora de abordar la Educación del alumno con altas capacidades, debemos tener claro cómo determinar que un alumno tiene una capacidad superior a la media y debe ser diagnosticado con alta capacidad. Y es que las altas capacidades no las determinan únicamente un coeficiente intelectual superior a 130.

Muchas teorías se han desarrollado en torno a este tema. El Proyecto Da Vinci, que vamos a desarrollar e implementar en nuestro centro, tiene presente principalmente tres:

  1. La teoría de Renzulli la tendremos en cuenta a la hora de observar y detectar algún posible caso de altas capacidades en el aula, para derivarlo al equipo de orientación.
  2. La teoría de Mönks, la tendremos en cuenta para enriquecer el entorno de los alumnos “Da Vinci”.
  3. La teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner serán parte de nuestra guía en la implementación en el aula y en el centro.

Siempre vamos a actuar desde la integración real, por lo tanto, vamos a priorizar el desarrollo de un “aprendizaje competencial”, de un “aprendizaje cooperativo” y de la “creatividad”. Y por ello definimos los niveles de pensamiento que, de entre todos los que defienden diferentes teorías, nosotros vamos a utilizar La “Taxonomía de Bloom”, que establece que un alumno aprende de la siguiente manera:

  1. Recuerda (son los conocimientos previos sobre una materia).
  2. Comprende (el nuevo aprendizaje).
  3. Aplica (el nuevo aprendizaje).
  4. Analiza (el aprendizaje ya adquirido).
  5. Evalúa (nuevos conocimientos).
  6. Crea (a partir de los nuevos aprendizajes y conocimientos).

Este orden nos va a servir de guía a la hora de establecer las actividades a desarrollar en el aula, para adquirir los nuevos objetivos y contenidos. Va a garantizar que nuestra actuación atenderá a las necesidades de los alumnos “Da Vinci”.

La metodología por la que vamos a optar en nuestro centro es la de “el aprendizaje competencial, cooperativo y desarrollo de la creatividad”. Seguiremos los niveles de pensamiento según la “Taxonomía de Bloom”. Esos niveles de pensamiento en tareas nos van a servir para dar autonomía a nuestros alumnos “Da Vinci” a la hora de organizar el enriquecimiento en la clase y en el “Aula Da Vinci”.

"

Queremos que nuestros alumnos “Da Vinci” desarrollen la capacidad de “aprender a aprender”, uno de los principios de intervención educativa

"

El alumno con altas capacidades “tiene hambre por el conocimiento”. Su cerebro necesita descubrir y aprender. Queremos que nuestros alumnos “Da Vinci” desarrollen la capacidad de “aprender a aprender”, uno de los principios de intervención educativa.

El tutor ejercerá como guía-mentor, organizando sus aprendizajes de manera jerarquizada siguiendo la “Taxonomía de Bloom” y los “niveles de pensamiento”. La taxonomía se representa a través de una pirámide que tendremos visible en el aula para que nuestro alumno “Da Vinci” pueda llegar a ser autónomo en la adquisición de nuevos conocimientos. Los niveles de pensamiento en tareas van a complementar y completar el desarrollo de la autonomía que pretendemos que desarrollen nuestros alumnos.

Recursos personales

Los tutores constituirán el recurso personal imprescindible para desarrollar el Proyecto Da Vinci, puesto que son los responsables de la formación integral del alumno en el aula de referencia.

El profesorado será el encargado de organizar el “Aula Da Vinci” y la atención generalizada en el centro a los alumnos “Da Vinci”.

Recursos materiales

En el aula ordinaria se creará un brain corner en el que el alumno “Da Vinci” disponga de recursos impresos y digitales de todas las áreas: libros de consulta y ampliación, material fungible para realizar pasatiempos, retos-problemas, cuadernos en blanco en los que escribir libremente, etc.; y recursos digitales como ordenadores, listados de páginas web por áreas de conocimiento, CD con juegos-enciclopedias digitales, juegos de programación, etc.

Para el Aula Da Vinci se dispondrá de un espacio-aula para los encuentros. El aula dispondrá de diversas zonas de desarrollo: zona intelectual, de trabajo cooperativo y de la creatividad, zona de relación interpersonal…

Recursos metodológicos
  1. Aprendizaje competencial. Para que nuestros alumnos “Da Vinci”  sean más competentes deben aplicar sus conocimientos sobre aprendizajes que sean funcionales. Los contenidos que trabajaremos en el Aula Da Vinci serán aplicados sobre hechos reales o problemas cotidianos. Este aprendizaje competencial les llevará a ser más autónomos para realizar sus propios aprendizajes. Y para lograrlo haremos que reflexione sobre lo que hace, razone y argumente lo que hace y sepa comunicar y expresar lo que hace. De esta manera, se producirá un verdadero “aprendizaje profundo”, porque la actividad que estará realizando promoverá el análisis, la justificación, la predicción, la argumentación, la interpretación y la revisión, entre otros niveles de complejidad cognitiva.
  2. Aprendizaje cooperativo. Esta metodología de trabajo va a desarrollar en nuestros alumnos habilidades que van más allá del conocimiento. Ya que la metodología de trabajo será la de organizar las actividades dentro del aula convirtiéndolas en una experiencia social y académica de aprendizaje. Esta metodología de aprendizaje, contraria a los modelos tradicionales, responderá a las necesidades reales, tanto sociales, cómo afectivas y cognitivas de nuestros alumnos “Da Vinci”.
  3. Aprendizaje basado en proyectos. Esta metodología centra la atención en el proceso de aprendizaje y la interacción del alumno con el contenido seleccionado para su estudio y profundización y en la elaboración de un producto final.
  4. Aprendizaje basado en problemas. Es una metodología que sitúa al alumno en el centro del aprendizaje y le dota de responsabilidad para resolver con autonomía determinados problemas. Consiste en plantear un problema de la vida real y dejar que pongan en marcha las estrategias necesarias para resolverlo. De esta manera aplican sus conocimientos, los reformulan, investigan, reflexionan, analizan y llevan a cabo todas las acciones necesarias para solucionar el problema-reto planteado.
"

La creatividad en los niños con altas capacidades es un potencial que requiere de un entorno favorable para su óptimo desarrollo

"

La creatividad en los niños con altas capacidades es un potencial que requiere de un entorno favorable para su óptimo desarrollo. La genética, en interacción con el ambiente y un sistema neuronal propicio van a nutrir la capacidad creativa del alumno con altas capacidades. Y va a influir en el desarrollo intelectual, social y emocional de nuestros alumnos “Da Vinci”.

Nuestra metodología para favorecer la creatividad consistirá en realizar actividades creativas de todas las áreas y a través de la inteligencias múltiples.

Qué es el “Aula Da Vinci”

El “Aula Da Vinci” constituye un punto de encuentro entre todos los alumnos “Da Vinci” del colegio. En este aula internivelar se desarrollan proyectos más específicos y centrados al desarrollo de “todas las capacidades” de estos alumnos, partes de sus intereses, motivaciones y preferencias de aprendizaje. Desde el “Aula Da Vinci” se gestionan todas las actuaciones referentes al alumnado, y el profesor que la dirige es su mentor de aprendizaje. Otros profesores del Claustro y personas externas al centro pueden colaborar en los proyectos que se realizan, formando entre todos “el equipo Da Vinci”.

El Aula Da Vinci se organiza por “zonas” y cada una dispone de su material específico dependiendo de la actividad que en ella se realice:

  1. Materiales para la zona de relación interpersonal (‘meeting corner’): tiene asientos que favorecen la comunicación oral viendo todas las caras, una pizarra convencional, una pizarra digital interactiva y una zona para el orador.
  2. Materiales para la zona de trabajo cooperativo y de la creatividad, ‘work corner’: tiene mesas que pueden unirse para favorecer el trabajo en gran grupo y en pequeños grupos. También estantes con materiales de consulta y material fungible.
  3. Materiales para la zona de desarrollo intelectual, ‘artificial intelligence corner’: dispone de ordenadores, tablets, pizarra digital, escáner, impresora, robots, tablero de suelo para actividades algorítmicas y de inteligencia artificial desconectada.
  4. Material de ‘reading books’: se creará una biblioteca con libros específicos, seleccionados según el perfil, gusto y preferencias de nuestros alumnos “Da Vinci”, que accederán a ellos a través del préstamo.

Alumnos “Da Vinci” trabajando en el proyecto de Educación financiera, en colaboración con Fundación Abanca.

Una vez que tenemos evaluados a nuestros alumnos con altas capacidades, ha llegado el momento de empezar a trabajar con ellos. El primer paso es conocer al alumno “Da Vinci”. Para realizar una intervención realmente adaptada a sus aptitudes, capacidades, intereses y estilo de aprendizaje, debemos conocer una serie de datos que nos van a proporcionar la información necesaria para personalizar una programación de los proyectos. Esta información se materializará a través del “cuaderno de información individualizada”. Para ello se entregará a cada alumno unos cuestionarios de recogida de información que cumplimentarán junto a su familia en casa y que recogerán la siguiente información:

  • Qué asignaturas te gustan más.
  • Qué asignaturas se te dan mejor.
  • Cuáles son tus temas de interés.
  • Cómo te gusta aprender.
  • Cómo te sientes más cómodo trabajando.

El trabajo con el alumnado “Da Vinci” se organiza en tres niveles de actuación:

  1. Intervención tipo I. Nuestro Proyecto Da Vinci comienza con el enriquecimiento en el aula a través de los brain corner, un espacio en el que los alumnos podrán tener acceso a actividades de enriquecimiento estructuradas por asignaturas y que parten de sus propios intereses. Estas actividades no suponen más materia y más compleja, sino que ofrece recursos para investigar, ampliar y diversificar en el espacio del aula de referencia.
  2. Intervención tipo II (compactación del currículum y Aula Da Vinci). La compactación consiste en realizar un estudio de las asignaturas que cursa el alumno con altas capacidades para determinar qué objetivos tiene superados y en esas clases salir del aula para realizar proyectos de enriquecimiento. Nosotros realizamos las actividades de enriquecimiento del Aula Da Vinci fuera del aula de referencia. En este nivel de actuación los alumnos “Da Vinci” realizan investigaciones, inmersos en un proyecto en el que el profesor es su guía y mentor.  Los proyectos se realizarán según la metodología de “aprendizaje basado en proyectos” o  “basado en problemas”. El profesor-mentor realiza una acción tutorial individualizada con el objetivo de ir haciendo una evaluación continua para adaptar o modificar lo que fuera necesario, o seguir avanzando si todo va bien. Para ello se utilizará como instrumento de evaluación continuada la rúbrica.
  3. Intervención tipo III (enriquecimiento puro). Esta intervención es más complicada de desarrollar por nuestro colegio, en un principio. Se trata de una intervención superior, en la que los alumnos realizan actividades de enriquecimiento en colaboración con entidades locales, empresas, master class en institutos de la localidad, etc.
Proyectos del curso 2020-21
  • Proyecto 1. Educación financiera, en colaboración con la Fundación Abanca.
  • Proyecto 2. El Sistema Solar y sus elementos. Este proyecto culminó con una mesa redonda nocturna y un visionado del cielo, en las instalaciones del colegio.

El proyecto del sistema solar culminó con una mesa redonda nocturna y un visionado del cielo en las instalaciones del colegio.

El papel del profesor, en este proceso de enriquecimiento que el alumno desarrolla a través de un proyecto de investigación, es el de guía y mentor.

Nuestro objetivo es que el alumno “Da Vinci” desarrolle sus capacidades de “aprender a aprender”, que alcanzará siguiendo los niveles de aprendizaje de Bloom. Partirá de sus conocimientos previos sobre el tema, ya que las cuestiones que le ofrecemos al alumno para comenzar el proyecto activarán su memoria a largo plazo y rescatará todo aquello que le pueda ser útil para dar comienzo a su proyecto de investigación.

Nuestro papel como docentes, además, será el de escalar progresivamente el nivel de desafío del material que ofrecemos a los alumnos “Da Vinci”, a fin de proporcionarle un nivel adecuado a las competencias que va alcanzando.

Ana Cristina González Ruiz. Coordinadora del Aula Da Vinci. CEIP “María Martín” de Navalcarnero (Madrid).

0
Comentarios
  1. frank borges
    29 de septiembre de 2021 21:01

    excelente innovacion voy aplicarlo en mi curso de ultimo año de educacion primaria
    agradecido por tanto talento e investigacion
    gracias
    los seguimos de cerca, sigan adelante