fbpx

Las escuelas catalanas, aún lejos de relajar restricciones cuando se estanca la epidemia

La Generalitat de Cataluña no quiere "bajar la guardia" y descarta suavizar restricciones por la covid en las escuelas en el corto plazo, pese al "buen inicio de curso" con 18.391 alumnos confinados menos que en la misma fecha del año anterior, en un momento en el que la mejoría epidémica se ha estancado.
EfeViernes, 1 de octubre de 2021
0

Tras semanas de descenso dejando atrás la quinta ola, la curva epidémica ha comenzado a revertir su tendencia y vuelve a subir, con un riego de rebrote que lleva dos días creciendo, igual que la velocidad de transmisión del virus, que se acerca al uno, cuando todavía quedan 150 pacientes con covid ingresados en las UCI. En todo caso, el riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el potencial de crecimiento de la epidemia, sigue dentro de los parámetros de riesgo moderado (63 puntos).

En este contexto, Cataluña da un paso más en la relajación de las restricciones y a partir de este jueves ya pueden haber diez comensales por mesa en interiores de restaurantes, al tiempo que se amplía el aforo de los estadios al 60%, en vistas a poder reabrir las discotecas interiores próximamente. Sin embargo, en las escuelas no se vislumbran cambios en las restricciones, al menos no durante la primera mitad del trimestre, a pesar de que la situación es mejor que la del año pasado, una vez superadas las dos primeras semanas de curso.

Los alumnos confinados por tener covid o ser contactos estrechos ascienden este jueves a 7.639, 768 más con respecto a ayer pero muchos menos que el 30 de septiembre de 2020, cuando había 26.030 alumnos en cuarentena (18.391 más). Sucede lo mismo con los grupos confinados, pues hoy hay 276 afectados (0,38% del total) mientras que hace un año eran 1.201, y con los docentes: 322 en cuarentena hoy frente a los 1.614 de hace un año.

“Es un muy buen inicio de curso y la incidencia es muy baja”, ha valorado en rueda de prensa la secretaria general del Departamento de Educación, Patrícia Gomà, que en todo caso ha advertido que no se puede ser “triunfalista” y que hay que obrar con “prudencia” por la presencia de la variante delta, mucho más transmisible, que obliga a mantener la “rigidez” en todas las restricciones.”Aunque en la calle parece que hacemos una vida más normalizada, tenemos que mantener las medidas de seguridad en los centros escolares para mantener estos datos tan exitosos; no bajamos la guardia porque es un entorno de fragilidad”, ha añadido.

Si bien los confinados han bajado, los contagios sí han aumentado interanualmente, 4.772 actualmente frente a los 2.273 del 30 de septiembre de 2020

Si bien los confinados han bajado, los contagios sí han aumentado interanualmente, 4.772 actualmente frente a los 2.273 del 30 de septiembre de 2020, aunque Gomà ha puntualizado que este curso se empezó a contar los positivos antes que el año anterior –desde el 23 de agosto– y “por eso salen más positivos”.

La responsable de los programas intersectoriales de Salud Pública en la infancia y la adolescencia, Laia Asso, ha detallado que la “mala noticia” al inicio de este curso es la variante delta, que “complicaba la vida porque se perdía la ventaja” del año anterior de la baja transmisibilidad de las variantes precedentes entre los más pequeños, pero por contra el elemento positivo de la vacunación ha contribuido a “frenar el golpe”. Entre los de 12 y 19 años, cerca del 70% tienen pauta completa y entre los trabajadores de centros educativos la cobertura es del 92%, lo que les garantiza que no tengan que hacer cuarentena en caso de ser contacto estrecho, si dan negativo en las pruebas. De esta manera, aunque la variante delta tenga más capacidad de circular, la vacunación reduce el número de alumnos confinados y concentra “la mayor parte de los positivos en la primaria”, ya que aún no está aprobada la vacuna para menores de 12 años.

Asso ha remarcado que, si bien les gustaría relajar el uso de la mascarilla, no lo ve posible con la variante delta y con una parte de la población escolar aún sin vacunar, y además ha considerado que, con los datos de los primeros 15 días de curso, es “prematuro” sacar conclusiones. En este sentido, ha augurado que sería “a partir de la segunda mitad del trimestre” cuando se podrían estudiar relajaciones de las restricciones, en función de cómo evolucione el curso y la situación epidémica, y siempre que antes lo avale el Estado, ya que son medidas que se acuerdan entre las comunidades autónomas y el Gobierno.

0
Comentarios