fbpx

Cuentos contados, cantados y representados en la Semana del Libro Alaria

Con motivo del Día del Libro, esta semana los niños de Alaria han vivido una aproximación lúdica y motivadora a la lectura y a los libros en todas nuestras escuelas infantiles.
Laura Gómez LamaViernes, 22 de April de 2022
0
Un libro es un amigo
1 de 5

El lema común a todos los centros ha sido «Un libro es un amigo; un marcapáginas para otro amigo».

Pócima mágica
2 de 5

Los niños se disfrazaron de hechiceros para hacer una pócima mágica con todos los ingredientes que encontraron.

La técnica del delantal
3 de 5

La técnica del delantal, en la que el escenario va cosido a este y los personajes de fieltro van apareciendo y se van colocando en el delantal junto con todos los elementos de la historia.

Proyecciones
4 de 5

Proyecciones con linterna a oscuras, sobre la pared.

La mesa de luz
5 de 5

La mesa de luz, también como escenario en el que van apareciendo personajes  y las escenas.

«Cada día, hemos hecho talleres diferentes: Hospital de cuentos, Los cuentos son útiles… Además, hemos tenido sesiones de cuentacuentos, acompañadas por una actividad plástica relacionada con la historia, para reforzar la comprensión lectora. Por ejemplo, el miércoles, contamos ‘El pez arcoíris’, que usamos para trabajar la importancia de compartir. Después, creamos, entre todos, un pez con papelitos de colores, sobre un fondo transparente. Ahora está pegado en la ventana y los niños pueden ver un pez arcoíris de verdad, que crea juegos de luz maravillosos cuando el sol entra por la ventana», nos cuenta Paula, tutora de 2 años en Nuevos Ministerios (Madrid). «Aprovechamos la actividad para repasar cualidades como los colores y el brillo de las escamas, así como aspectos lógico-matemáticos de conteo y los números, pues los niños debían ir colocando escamas y contando hasta llegar a 12», explica Paula.
Una ronda de cuentos
«Con los bebés de Serrano, nos lo hemos pasado genial incluyéndolos en todas las actividades –dice Naiara, coordinadora de esta escuela–. El primer día, cada profe eligió un cuento y una actividad plástica para afianzar su contenido. Por ejemplo, en 1 año, contamos «A qué sabe la luna» y, después, los niños crearon una luna. El segundo día, cada profe eligió otro cuento y formas diferentes de contarlo, haciendo una especie de ronda por las clases para que ningún niño se perdiera nada».
En cuanto a las formas de contar cuentos que han usado las profes de esta escuela infantil están las siguientes:
  • La técnica del delantal, en la que el escenario va cosido a este y los personajes de fieltro van apareciendo y se van colocando en el delantal junto con todos los elementos de la historia.
  • La mesa de luz, también como escenario en el que van apareciendo personajes  y las escenas.
  • Un puzle creado por la propia profesora, en el que se han ido poniendo piezas, según lo iba contando y, luego, los niños lo han decorado con sus propias manos, incluídos los bebés.
  • Proyecciones con linterna a oscuras, sobre la pared.
«Las profes iban rotando por todas las aulas, utilizando esas técnicas y así los niños también veían a una profe que no era la suya –continúa Naiara–. Hoy hemos contado un cuento tradicional en todas las aulas: «Ricitos de oro», con él hemos trabajado las cantidades, la comparación –grande, pequeño y mediano; duro y blando; caliente, templado y frío– y los contrastes entre estas cualidades de los elementos. Por último, hemos secuenciado el cuento y, entre todas las aulas han ido pintando escenas. Estamos a punto de colgarlo en la puerta para que todos lo vean antes de irse».
Si un libro es un amigo y este, un tesoro…
El lema común a todos los centros ha sido «Un libro es un amigo; un marcapáginas para otro amigo», lo que se traduce en que el objetivo fundamental de crear un marcapáginas para el Día del Libro es poder regalárselo a un compañero. «Nosotros les explicamos que cada libro es un amigo y que, por eso, para reforzar el sentido de la amistad, el marcapáginas que vamos a hacer se lo vamos a regalar a otro amigo», apunta Eva, coordinadora de la Alaria Bernabéu.

Otro de los elementos simbólicos y comunes que están usando en todas nuestras escuelas Alaria es el cofre del tesoro. «En nuestro caso, tenemos un cofre gigante del que salen, cada día, imágenes gigantes sobre lo que toca hacer durante la jornada. La idea es que valoren los libros como si fueran pequeños tesoros».

Talleres durante toda la semana
En las escuelas de Bernabéu y Nuevos Ministerios, han hecho tres talleres:
  • El hospital de cuentos, en el que los niños han aprendido a usar correctamente los libros, con mimo y cuidado, y han reparado algunos que estaban dañados.
  • Cuentos útiles, una sesión en la que los peques han visto que los libros no solo cuentan historias apasionantes para entretenernos, sino que pueden servir para informarnos y enseñarnos desde una receta hasta cómo hacer una manualidad.
  • Concierto de cuentos, un taller en el que las profes han cantado historias combinadas con escenificaciones.
  • Cuentos dramatizados, donde los niños han visto que muchas de las historias llevadas al cine partieron de un libro. Después, hicieron un teatrillo con escenas cortas dramatizadas por ellos mismos.

«Hoy –concluye Eva–, Día del Libro, contaremos la historia de San Jordi y haremos marcapáginas con rosas para regalar a nuestros amigos, pero no cualquier marcapáginas, ¡eh! Los vamos a hacer con las manitas de los más pequeños, con tallos de apio, formas geométricas… ¡Ya verás!».

Pues, ya lo veremos… Lo que sí hemos podido ver ya es el marcapáginas que hicieron en Alaria Aravaca para inaugurar esta semana llena de actividades en torno a los libros, tanto en el primer ciclo, con cuentacuentos, guiñol, un cuento motorizado en el jardín…, como en el segundo, donde han realizado actividades significativas como cuentos sonorizados, secuenciación de imágenes o una yincana, en la que los niños se disfrazaron de hechiceros para hacer una pócima mágica con todos los ingredientes que encontraron.
0
Comentarios