fbpx

La Educación por competencias y ámbitos de la Lomloe "vacía los currículums de conocimientos"

"La Educación por competencias y ámbitos de la Lomloe vacía los currículums de conocimientos para los hijos de nuestras familias". Esta es una de las conclusiones del I Congreso de Expertos Docentes que este fin de semana se ha celebrado en Valencia y en el que han participado una veintena de ponentes. De la mano de dos de los ponentes, David Rabadà y Xavier Massó, analizamos algunas de sus propuestas.
RedacciónLunes, 23 de mayo de 2022
0

Una de las mesas redondas del Congreso celebrado en Valencia. © Asociación Ocre

El sábado 21 de mayo la Asociación Ocre celebró en la sede de UGT en Valencia su I Congreso de Expertos Docentes para un Análisis Crítico de la Educación. Una veintena de ponentes, autoproclamados –esta vez sí– “expertos en Educación” (hartos de tantos congresos de supuestos “expertos educativos”), expusieron sus consideraciones sobre la nueva ley educativa, la Lomloe, que entrará en vigor el próximo curso. Más de un centenar de docentes asistieron al evento desde distintas provincias españolas. Todos ellos reivindicaron una “Educación basada en el conocimiento” para atender al alumnado más desfavorecido. El evento contó también con el apoyo de la Fundación Episteme.

Las conclusiones del congreso se vertebraron en torno a dos aspectos básicos, según David Rabadà, uno de los docentes ponentes del Congreso. El primero es que “la Educación por competencias y ámbitos de la Lomloe vacía los currículums de conocimientos para los hijos de nuestras familias”. El segundo es que estas metodologías no ostentan respaldo científico alguno”. Es más, “son ideologías que, tildadas de innovadoras, se remontan a la década de los 50 del siglo pasado”. Todas ellas, y “bajo datos históricos”, surgen de una “inspiración más economicista de la Educación que no de la mejora en los conocimientos”. Por ello estos proyectos educativos, y durante un siglo, “no han mejorado el acervo cultural de la población”, como “tampoco han facilitado la inserción laboral de nuestros alumnos en nuestro mercado volátil”. E incluso se han “falseado sus resultados estadísticos para justificar el éxito de las promesas salvíficas de las nuevas metodologías”. Cabe insistir que en el congreso se expusieron estudios rigurosos que correlacionaban la implantación de estas nuevas metodologías con resultados nefastos para la enseñanza.

Como demostración se explicó que se “agrandaba la brecha de conocimiento entre el alumnado de clases acomodadas y el de aquellas menos favorecidas”. A pesar de ello la Lomloe “se preocupa más por divertir a los alumnos” en el aula que “no ofrecerles conocimientos para mejorar su falta de oportunidades de calidad ante su mercado laboral”.

En resumen, “las carencias formativas van en aumento y agrandan la distancia entre nuestros estratos sociales”. De este modo se “bloquea el potencial igualador que dicen pretende la enseñanza pública”.

Las carencias formativas van en aumento y agrandan la distancia entre nuestros estratos sociales

El Congreso comenzó con una conferencia del profesor Juan Quílez, catedrático de Física y Química, quien habó de la “jerga STEM y la parafernalia de que suele ir acompañada, a la cual subyace un modelo empresarial de concepción puramente instrumental de la ciencia”. Luego se celebraron varias mesas de debate y ponencias: “políticas y soberanía educativa”, “Innovación educativa. Diversidad metodológica y organizativa”, “Medios de comunicación y difusión de la información. Pseudociencias en Educación” y “Nuevos currículos. Visión de los especialistas docentes”.

Según Xavier Massó, presidente de la Fundación Episteme y catedrático de Filosofía, “mentiríamos si dijéramos solamente que fue un congreso ‘crítico’ con el sistema educativo actual –por igual de desvencijado en la mayoría de las comunidades– y con las políticas educativas y los modelos pedagógicos que se imponen desde los poderes públicos”. Y decimos que estaríamos mintiendo porque fue mucho más que eso. Fue crítico, sí, y sin concesiones a la galería, pero siempre y en todo momento dichas críticas lo fueron solventemente amparadas en el conocimiento poderoso, ése que las autoridades educativas y sus agentes pedagógicos quieren erradicar de nuestro sistema educativo, reemplazándolos por ‘mantras’ como la ‘inteligencia emocional’, los ‘aprendizajes basados en proyectos’, el abandono de los contenidos de conocimientos y una vorágine propagandística ‘innovadora’ que no resiste el análisis mínimamente riguroso, ante el cual se nos muestra en toda su vacuidad, como el modelo de un sistema educativo concebido como la proyección del sistema neoliberal sobre la Educación, entendida como un producto de mercado más, mercantilizado como cualquier otro…”.

Además, según cuenta el propio Massó, “se propusieron alternativas”. “Y todo esto –añade el presidente de Episteme– no lo llevaron a cabo burócratas alejados del aula, que desconocen su realidad y las especialidades académicas que con sus desmanes están erradicando, sino docentes con las respectivas titulaciones universitarias que los acreditan para su impartición, con conocimiento y experiencia sobradamente acreditadas, en defensa de un sistema educativo que verdaderamente forme a las futuras generaciones de una sociedad que queremos mejor que la actual, pero en cuya tradición hemos de basarnos para poder avanzar”.

“Ahora, de lo que se trata es de que se sienta implicada la gran estafada: la sociedad; una sociedad desinformada por décadas de intoxicación propagandística que ya no puede esconder sus insuficiencias ni el engaño sobre el que se ha construido el relato amable que se le está vendiendo”, añade Massó.

0
Comentarios
  1. Eva Serra (Fundació Episteme)
    24 de mayo de 2022 07:25

    Fe de erratas: David Rabadà fue un ponente invitado y Xavier Massó, también (Fundación Episteme, colaboró en el congreso). El organizador es la @AsociacionOcre Los protagonistas son los 20 ponentes participantes, todos por igual.

    1. Administrador
      24 de mayo de 2022 07:32

      Aclarado gracias

  2. Xavier Massó Aguadé
    24 de mayo de 2022 07:31

    Muchas gracias por el artículo, pero debo advertir de un error que, en honor a la verdad, os ruego que subsanéis. Ni David Rabadà ni yo mismo -Xavier Massó- hemos sido organizadores del Congreso, sino simples docentes que participamos con una ponencia. La entidad organizadora y a la cual corresponde todo el mérito, es la Asociación OCRE. Y los protagonistas fueron ellos mismos, los 17 ponentes y los cerca de doscientos asistentes. Os ruego que lo corrijáis, porque de la lectura de este artículo se desprende la falsa impresión de que hemos sido nosotros los “artífices”, lo cual es, simplemente, falso por completo. Es verdad que la Fundación Episteme, que presido, colaboró con OCRE, pero, una vez más, es a esta asociación de profesores valencianos a quien corresponde por entero un mérito indudable que, desde la lectura del artículo, podría entenderse desmerecido u obviado.

    1. Administrador
      24 de mayo de 2022 07:32

      Gracias por la aclaración, ya lo hemos corregido

  3. Antonio Talavera Ruano
    24 de mayo de 2022 17:36

    El sábado 21 de mayo la Asociación Ocre celebró en la sede de UGT Valencia .
    No pasa nada por nombrar a UGT, cedimos el espacio con total confianza.

  4. Juan Antonio
    26 de mayo de 2022 19:40

    Entiendo el hartazgo de los profesores que todos los días trabajan en la ESO, los únicos “especialistas” en educación que realmente existen. Y aunque en educación, llueve sobre mojado, y los interés espurios de la política, la pedagogía académica y la psicología dirigen las mentalidades dominantes, el exabrubto y el trazo grueso impiden un diálogo abierto y profesional auténtico.
    Debemos alejarnos del delirio del debate político, la manipulación de los medios y la locura de la guerra cultural.
    Un diálogo abierto sin prejuicios políticos y pedagógicos ni populismos emocional-sensibles.
    Vamos…