fbpx

El concurso RedeSTEAM elige a las ganadoras

Entre sus proyectos hay soluciones para el reciclaje de residuos urbanos y electrónicos, para recuperar el suelo forestal quemado, para hacer más sostenibles las viviendas y las ciudades gracias a las energías renovables o para refrescar las aulas sin contaminar.
RedacciónMiércoles, 21 de September de 2022
0

Equipo ganador del IES "Padre Manjón" de Granada.

RedeSTEAM, el concurso de Redeia para fomentar en niñas de 14 y 15 años las vocaciones científicas y tecnológicas, ya tiene ganadoras: 30 estudiantes de 3º de ESO que han diseñado propuestas STEAM para contribuir a un mundo más sostenible. Las alumnas pertenecen a centros de educativos de Castellón, Granada, Madrid, Málaga y Santander y han participado en equipos de cinco integrantes formulando soluciones tecnológicas o científicas al menos a uno de estos retos: Electricidad, Telecomunicaciones y Sostenibilidad. El jurado ha elegido dos proyectos ganadores por cada reto.

Entre sus iniciativas hay ideas y prototipos para mejorar e incentivar el reciclaje de residuos urbanos, para dar una segunda vida a los metales y minerales de aparatos electrónicos obsoletos o para recuperar el suelo dañado en incendios forestales. Asimismo, hay un proyecto para aumentar la eficiencia energética de las viviendas recurriendo a la arquitectura tradicional y al consumo de energía procedente de energías renovables; una iniciativa para impulsar la movilidad sostenible en las ciudades y una solución asequible para bajar la temperatura de las aulas sin generar huella de carbono.

Las ganadoras asistirán en octubre a las Jornadas de Sostenibilidad de Redeia para recoger su premio y participar en talleres impartidos por el grupo de científicos e investigadores Big Van Ciencia, que seguirán despertando sus vocaciones STEAM, como ingeniería aeroespacial y robótica, química y física para un mundo sostenible o creatividad científica. Por su parte, los centros ganadores recibirán equipos y materiales para laboratorios y aulas de temática STEAM por valor de 3.000 euros.

El jurado ha estado integrado por Elena García, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y creadora del primer exoesqueleto pediátrico, en representación de la Real Academia de Ingeniería; Carmen Mayoral, del Instituto de Carboquímica ICB-CSIC, en nombre de la Asociación de Mujeres Ingenieras y Tecnólogas; María Soler, directora de Ingeniería y Construcción de Red Eléctrica; Eva Pagán, directora general del Negocio Internacional en Red Eléctrica; y Silvia Bruno, CTO de Redeia y directora de la plataforma de innovación tecnológica Elewit.

Ganadoras del Reto EléctricoRETO

Aire acondicionado sostenible. IES “Padre Manjón”, Granada. Este equipo ha trabajado un prototipo para contrarrestar los efectos del cambio climático sin dañar aún más el medioambiente: un aire acondicionado y un dispensador de agua alimentado por una placa solar fotovoltaica y una batería para almacenar la energía, además de un regulador para transformar la energía y transportarla tanto a la bomba de agua como a los ventiladores del aparato. Gracias a su proyecto, han conseguido rebajar cinco grados la temperatura de un aula del instituto, donde habían llegado a alcanzar los 40º, provocando desmayos en algunos alumnos. Su innovación podría replicarse en las aulas de tecnología de otros centros educativos, sugieren.

Ciudad sostenible. Centro Social “Bellavista Julio Blanco”, Cueto (Santander). Sensibilizadas con la contaminación fruto del uso de combustibles fósiles, las alumnas del Colegio Julio Blanco presentaron una propuesta de ciudad sostenible basada en la promoción del transporte público sin emisiones (tranvía y autobuses eléctricos), la automatización del alumbrado y el consumo de energía solar. Para ello, el prototipo incluía sensores LDR en las farolas de modo que estas solo se mantienen encendidas cuando la luz natural escasea y la instalación de paneles solares para alimentar un luminoso que da la bienvenida a su municipio, Cueto. Su iniciativa supone un ahorro energético de 10 millones de w/h y una reducción del gasto económico de 3 millones de euros.

Ganadoras del Reto Telecomunicaciones

The CleanWay. Colegio “Torrenova”, Betxí (Castellón). Este proyecto es un prototipo mecanizado de cinta transportadora que simplifica la separación de los residuos urbanos al estar dotada de un escáner que los diferencia para luego introducirlos en el contenedor correspondiente (orgánico, vidrio, plástico, papel…). La cinta se instalaría en espacios públicos de todo tipo de municipios y tendría un plus añadido para incentivar su uso ya que quien la utilizara tendría a cambio puntos canjeables para adquirir productos ecológicos o reciclados en pequeños comercios de proximidad, con lo que promueve un consumo responsable con la sociedad y el medioambiente.

AminaT. IES “Sor Juana de la Cruz”, Cubas de la Sagra (Madrid). Este equipo se planteó como reto desechar aparatos y equipos electrónicos sin dañar el medioambiente y a su vez valorizar y dar una segunda vida a los metales y minerales que contienen, como el grafito, el litio, el cobalto o el cobre. La solución es una app con la que facilitan e incentivan entre sus compañeros, docentes y familiares el reciclaje sus residuos electrónicos a cambio de monedas virtuales canjeables en la cafetería del centro. Los componentes recuperados pueden ser usados en instalaciones de generación de energía renovable.

Ganadoras del Reto Sostenibilidad

El Ave Fénix del incendio de Sierra Bermeja. IES “Martín Rivero”, Ronda (Málaga). Las alumnas de este instituto de la Serranía de Ronda han ideado un proyecto para recuperar el suelo quemado después de un incendio forestal como el acaecido en Sierra Bermeja (Málaga) en septiembre del año pasado. Consiste en un dispositivo de captura de agua de lluvia y de regado autónomo que permite estabilizar el suelo quemado gracias a un diseño que imita las raíces de los árboles y su función, manteniendo así la tierra unida y ayudando a recuperar su calidad. A su vez, para la mejora de la filtración el agua en el terreno, han propuesto un fertilizante casero a base de cáscara de caracol que le añade calcio al suelo de fácil absorción.

Save energy, save the world. “Mirasur School”, Pinto (Madrid). Su proyecto se ha centrado en estudiar las posibilidades constructivas y las tecnologías que pueden hacer una vivienda lo más sostenible posible, contemplando desde un diseño que la haga eficiente energéticamente hasta la incorporación de instalaciones de energía renovable para el autoconsumo. Su prototipo recurre a técnicas de la arquitectura tradicional, como la orientación, de adecuación al entorno y materiales para mejorar su aislamiento térmico. Incorpora también una instalación de placas solares que gira con el sol para aprovechar al máximo esta fuente de energía, un aerogenerador, baterías de agua salada y un calentador de agua low cost.

0
Comentarios