fbpx

¿Qué habilidades debe tener un buen docente?

Con motivo del Día Internacional del Docente, la institución IMF Smart Education ha destacado las cualidades que todo profesor debe tener.
Sebastián CazorlaMiércoles, 5 de octubre de 2022
0

El profesor debe ser consciente de que está moldeando las mentes del mañana y sentirse orgulloso de la labor que desempeña.

Los docentes son parte fundamental del futuro de un país, ya que son los encargados de formar a los profesionales del futuro. Pero educar a los adultos del mañana no es algo fácil, por lo que la institución IMF Smart Education ha elaborado una lista con las habilidades que todo profesor debería tener.

Aprendizaje continuo y humildad

La rápida evolución que vive la sociedad exige que los educadores estén en continua adaptación. Si bien tienen que conocer todo su temario a la perfección, también tienen que estar atentos a los nuevos métodos pedagógicos que aparezcan. Gracias al avance tecnológico, las clases de hoy en poco se parecen a las del lustro pasado.

La humildad es un factor imprescindible en los profesores, ya que tienen que ser capaces de reconocer sus errores. Además, deben refrescar sus conocimientos, para así conseguir una mejor maestría sobre la asignatura que impartan.

Escucha, empatía y creatividad

Un docente debe estar atento a las necesidades de sus alumnos. El temario es solo una guía y no debe sobreponerse a la formación real de los estudiantes, ya que este es su cometido final. Estos conocimientos adquiridos serán útiles en su futuro, ya que los pondrán en práctica durante su carrera laboral o día a día.

Además, el profesor debe entender la realidad del alumno, ser consciente de su ambiente y valorar sus emociones para garantizar su progreso.

La creatividad a la hora de impartir una asignatura es vital. A la hora de enseñar una materia, se debe impartir de forma memorable, intentando evitar la monotonía y que los estudiantes se aburran. Cuando los alumnos se divierten aprendiendo, es más probable que retengan los conocimientos obtenidos.

Flexibilidad, perseverancia y humor

El profesorado debe adaptarse a las circunstancias, cambiando los temarios que puedan ser rígidos y complicados de entender. Para ello, conviene que incluyan en el aprendizaje experiencias conocidas por los alumnos. El análisis de eventos cotidianos puede ser una buena forma de aprendizaje.

En una clase no todos los alumnos tienen las mismas capacidades ni llevan el mismo ritmo. Por ello, es necesario que el docente se mantenga constante a la hora de enseñar, tanto grupal como individualmente.

El humor es una de las herramientas más útiles del profesor. Hacer la experiencia divertida y cercana para el alumnos y entender que el humor es un canal de conexión con los otros, atrae, gusta, y facilita el proceso de aprendizaje.

Foco en el alumno

El docente debe garantizar el aprendizaje del alumno. Para ello, es muy útil que mantengan cierta cercanía, de modo que identifique si el estudiante ha obtenido los conocimientos necesarios, más haya de si aprueba un examen. El alumno debe ser el centro de la asignatura.

Amor por su profesión

La educación es una profesión vocacional. La persona que decida dedicarse a ello tiene que sentir pasión por lo que hace, ser feliz con el trabajo que realiza a diario. El profesor debe ser consciente de que está moldeando las mentes del mañana y sentirse orgulloso de la labor que desempeña.

 

0
Comentarios