España, en el 'top ten' de libertad de enseñanza de Europa y Norteamérica

Con 71,35 puntos, logra el noveno puesto en su región y el décimo en el mundo. Tiene más escuelas no gestionadas por el Estado pero peor financiadas, según un informe de Fondazione Novae Terrae y Oidel.

Saray MarquésMartes, 2 de abril de 2019
0

La ONG suiza Oidel y la italiana Fondazione Novae Terrae, promotoras de la libertad de enseñanza (LE), han reeditado su índice de hace dos años en un informe sobre la situación de la LE a escala global, con el mundo dividido en cinco regiones: África, Estados Árabes, Asia y Pacífico, Europa y Norteamérica y América Latina y el Caribe. Dentro del cuarto grupo, España –con un 68% de enseñanza pública– se sitúa a la altura del Reino Unido –82% de pública–, Finlandia –98%–, o Francia –85%– y muy por encima de la media de las 47 naciones de la región (62,98 puntos). Con 71,35 puntos, España figura novena de su región –que es, a su vez, la que mejor ILE logra de media–, y décima en el mundo.

El informe no se queda en el ranking –el mismo de 2016, con correcciones de errores en los datos de Francia y Croacia–sino que busca tendencias desde 2002, cuando Oidel presentó su primer estudio, y analiza si una mayor LE tiene incidencia en el gasto público en Educación, el índice de democracia, la cohesión social o los resultados en PISA, para concluir que no existe correlación entre LE y gasto público en Educación como porcentaje de gasto total, que sí existe una relación positiva con el índice de democracia elaborado por The Economist, que una alta LE no perjudica a la cohesión social y que aquellos países con una LE más alta obtienen de media un resultado superior en PISA que aquellos con una LE más baja.

71,36
puntos en libertad de enseñanza

La nota media de España es alta en comparación de la media. Los puntos proceden sobre todo de alumnado matriculado en Primaria. La financiación empeora su posición.

El análisis se detiene en los casos de España y Portugal –88% de Pública–, y relaciona la mejora de esta última en PISA 2015 con un incremento de la LE por la aprobación en 2013 de un decreto sobre las escuelas privadas y una orden en 2014 sobre la flexibilidad de los currículos, que “establecieron mecanismos para financiar con fondos públicos parte del presupuesto de las escuelas no gubernamentales, permitiendo a los padres elegir la Educación que desean para sus hijos con independencia de sus ingresos”. Una mejora que se teme que se revierta con la derogación de estas leyes en 2015 tras el cambio de Gobierno. En cuanto a España, se alude a su lento avance en PISA y se menciona a la Lomce de 2013 como oportunidad, al fortalecer la LE.

Para el sociólogo de la Complutense Julio Carabaña es complicado establecer que las reformas portuguesas pudieran incidir tanto en los resultados educativos y tan pronto, pues las pruebas se pasaron en el mismo 2014. La mejora en el país vecino data de 2003, y la OCDE la achaca a un cúmulo de factores. Entre ellos, la mayor autonomía de los directores, la reducción de la repetición y la extensión de la Educación obligatoria hasta los 18.

68%
de enseñanza pública, según Eurostat.

Completan el retrato del sistema educativo español un 28% de concertada y un 4% de privada.

En todas las regiones la LE gana puntos desde 2002. Yendo al detalle se puede ver que, si bien son mayoría los países que financian escuelas no gubernamentales con fondos públicos –un 74%–, un 44% proporciona fondos limitados o mal definidos. Estos cubren todo sólo en un 6% de ellos –Irlanda, Holanda, Bélgica, Malta, Dinamarca, el Reino Unido, Finlandia, Eslovaquia y la República de Corea–, mientras que en un 17% –33% en Europa y América del Norte– se quedan en el salario de los profesores y los costes de mantenimiento, caso de España.

Predictores

¿Qué hace que países como Irlanda, Holanda, Bélgica o el Reino Unido lideren el ILE? Oidel y Nova Terrae buscan vínculos con el hecho de que la LE se recoja en sus constituciones, algo que en la mayoría de los países analizados –63%– se cumple. También, con que hayan firmado la Convención relativa a la Lucha contra la Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza (1960), que permite la creación de sistemas educativos independientes del Estado y que el 64% de los 136 países analizados también ha firmado. O que hayan ratificado el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (2008), que reconoce la libertad de los padres de elegir la Educación para sus hijos y la libertad de particulares y entidades para establecer y dirigir instituciones educativas. Solo 19 países lo han ratificado, de los que 14 rebasan la media de ILE. Entre ellos, Bélgica, Finlandia, Francia y España.

'Homeschooling'

El homeschooling o Educación en casa se trata de un buen medidor de la confianza de los gobiernos en los ciudadanos para Oidel y Novae Terrae, y es un fenómeno al alza, con cada vez más países que lo autorizan, como Islandia o México. En España se aprecia la tendencia opuesta. No es que se permitiese y se haya prohibido, pero a raíz de la sentencia 133/2010 del Tribunal Constitucional las excepciones a la escolarización obligatoria se restringen. Como explica la experta y autora de La opción de educar en casa Madalen Goiria, España, como Alemania o Suecia, entiende que el derecho de los padres a elegir la Educación de sus hijos queda garantizado ya con la posibilidad de elección de centro. El acceso al derecho a la Educación puede ser a través del sistema público o privado, pero no justifica la no escolarización. Otros países, como el Reino Unido, interpretan que puede garantizarse desde la escuela o de otro modo, Education Otherwise, lo que incluye el homeschooling.

0