La alta eficacia de los centros no siempre va por barrios

Las escuelas ubicadas en contextos en desventaja socioeconómica y cultural también pueden convertirse en referentes de éxito educativo.
Saray MarquésMiércoles, 24 de abril de 2019
0

Centros diversos registran un rendimiento del alumnado superior al de otros centros de sus características. SAVE THE CHILDREN / ALBA LAJARÍN

Cuando el profesor de la Universidad del País Vasco Luis Lizasoain se propuso de la mano del Instituvo Vasco de Evaluación e Investigación Educativa y de la Graduate School of Education de la Universidad de California identificar los centros escolares del País Vasco de alta eficacia le llamó la atención encontrárselos de todo tipo. De los 32, 16 eran públicos y 16 concertados; 16 colegios y 16 institutos; ocho de nivel socioeconómico y cultural alto o muy alto, 17 de nivel medio y siete de nivel bajo y muy bajo.

Vencer las limitaciones

Un centro eficaz no es el que logra buenos resultados en las evaluaciones diagnósticas sino el que consigue una puntuación media por encima de la que cabría esperar por su índice socioeconómico y cultural (ISEC).

Con el resto de centros eficaces, esos siete centros de nivel bajo y muy bajo comparten unas características, entre las que se encuentra un seguimiento muy cercano del trabajo del alumnado y un contacto estrecho con las familias, un buen diseño de la atención a la diversidad, la importancia concedida a la detección precoz de las dificultades, una alta implicación y dedicación del profesorado, un liderazgo claro, altas expectativas de las direcciones respecto al alumnado y al profesorado, un buen clima escolar, la participación en programas de calidad, la visión positiva de la evaluación y una filosofía propia claramente definida y compartida. No hay coincidencia, en cambio, en los métodos empleados, con gran variedad desde los más tradicionales a los más innovadores.

 

No hay coincidencia en los métodos, con gran variedad desde los más tradicionales a los más innovadores.

“Hemos aprendido dos cosas: que las buenas prácticas de los centros de alta eficacia gravitan sobre el profesorado y se resumen en la profesionalidad del Claustro y que cualquier centro puede ser de alta eficacia y de baja eficacia”, concluye Lizasoain. En su investigación, que puede consultarse en el número de la revista del Consejo Escolar del Estado dedicado a las escuelas de éxito, el profesor habló con directores y directoras como aquella de un centro muy desfavorecido y, pese a ello, en la lista de los 32, que subrayaba: “Aunque la situación de estos chicos y chicas es muy difícil aquí les sacamos a todos adelante y con buen nivel”.

"

Aunque la situación de estos chicos y chicas es muy difícil aquí les sacamos a todos adelante y con buen nivel

"

Núria Marín es la directora de la Escola “Mare de Déu de Montserrat” de Terrassa (Barcelona), centro de alta complejidad elegido en 2018 mejor escuela catalana del año. Desde 2001 son Comunidad de Aprendizaje y participan en el proyecto europeo Includ-ED. Apunta a las “actuaciones educativas de éxito” –grupos interactivos, tertulias literarias, formación dialógica del profesorado, participación y formación de las familias, extensión del tiempo de aprendizaje y modelo dialógico de prevención y resolución de conflictos– como eje del proyecto. “Al entrar percibes un ambiente de trabajo donde se respiran las ganas de aprender y una convivencia excepcional… Porque el niño que se porta mal es porque no tiene ganas de aprender, y viceversa”, reflexiona.

0