El Ministerio saca a concurso la gestión de datos de PISA 2021 por medio millón de euros

Las empresas que quieran encargarse para España de la aplicación, gestión de datos y codificación del estudio PISA 2021 de la OCDE deberán presentar su candidatura antes del 10 de diciembre, según la licitación del Ministerio de Educación.
RedacciónMiércoles, 11 de diciembre de 2019
0

El secretario de Estado, Alejandro Tiana, en la presentación de los resultados de PISA 2018. MEFP

Así lo publica este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE), que especifica que el valor estimado del concurso es de 566.129,88 euros. El anuncio publicado corresponde tanto a la próxima edición de PISA, que se realiza cada tres años la OCDE, como al servicio de trabajo de campo para los estudios de Pirls 2021 (Estudio Internacional de Progreso en comprensión lectora), que lleva a cabo cada cinco años, la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA).

También está incluida la licitación para el estudio Piaac 2020-2023 (el Programa Internacional para la Evaluación de la Competencia de los Adultos) de la OCDE.

El BOE publica este concurso (el anuncio se envió el pasado 21 de noviembre) un día después de que se publicaran a nivel mundial los resultados de PISA 2018, que han llegado a España con polémica después de que no se dieran a conocer los datos de Lectura por detectarse “anomalías” en algunas respuestas de alumnos españoles y que en Matemáticas y Ciencias hayamos empeorado y sigamos por debajo de la media de la OCDE.

El BOE publica este concurso (el anuncio se envió el pasado 21 de noviembre) un día después de que se publicaran a nivel mundial los resultados de PISA 2018

Para la edición PISA 2018, el Ministerio de Educación encargó el trabajo a la empresa Typsa, a través de una licitación similar y también publicada en el BOE. Según explicó el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, tras algunas críticas sobre quién se encargaba de llevar a cabo las pruebas, “no hay empresas subcontratadas” y “no se pueden achacar las anomalías a que hay una cadena de sustitución de empresas”. Tampoco las anomalías se pueden achacar a los ordenadores utilizados porque en algunos de ellos la fecha estuviera errónea, nada de eso “invalida” la prueba, añadió Tiana.

El importe total de la adjudicación para PISA 2018 ascendió a 739.116 euros. Tiana explicó que las comunidades también pagan una parte, como reveló en su día el consejero madrileño, Enrique Ossorio, que cifró en unos 200.000 euros.

0
Noticias relacionadas
Comentarios