Miguel Soler: "Con los ámbitos en 1º de ESO nos adelantamos a la Lomloe"

El secretario autonómico de Educación y Formación Profesional en la Comunidad Valenciana explica cómo pretenden suavizar la transición de Primaria y Secundaria a partir del próximo curso.
Saray MarquésMartes, 5 de mayo de 2020
0

El secretario autonómico de Educación y Formación Profesional en la Comunidad Valenciana, Miguel Soler. MAGISTERIO

En la recta final para el curso 2019-20, la Conselleria acaba de hacer llegar a los centros las instrucciones para el final de curso y el inicio de siguiente, con novedades como el tránsito de asignaturas a ámbitos en 1º de ESO. Una novedad relativa, pues recuerda, con matices, a los programas de diversificación que precisamente Miguel Soler desarrolló en su etapa como director del Centro de Desarrollo Curricular del Ministerio de Educación, entre 1992 y 1996.

¿Cómo deciden dar el paso de cambiar asignaturas por ámbitos para todos los alumnos de 1º de ESO?
—Se trata de una posibilidad que desde 2006 contempla la LOE y que sigue vigente en la Lomce para 1º de ESO [antes era para 1º y 2º y la Lomloe la extiende de 1º a 3º]. En los últimos cursos, diferentes institutos en la Comunidad Valenciana han puesto en marcha distintas organizaciones por ámbitos y agrupaciones de materias en 1º y a la hora de preparar el próximo curso nos pareció que cobraba más relevancia trabajar en el tránsito de Primaria y Secundaria, creímos que era un buen momento para lanzar la propuesta, incluida en más de 50 folios de instrucciones. Además, el acuerdo con el MEFP habla también de estructuras curriculares excepcionales.

¿Cómo se implementará?
—La Administración establece que todos los alumnos en 1º de ESO trabajarán por ámbitos. Estas estructuras distintas también se pueden llevar a otros cursos, a la carta, siempre que la Inspección y la Administración educativa den el visto bueno.

Antes del 30 de mayo habrá una propuesta más detallada de cómo se concreta, pero por la experiencia de estos institutos estamos hablando de agrupaciones diferentes, no la misma para todos los centros, como sucede con los PMAR o los programas de diversificación, en que los ámbitos están cerrados: lingüístico-social y científico-tecnológico.

Aquí se abren distintas posibilidades que los centros tendrán que concretar a partir de unos criterios generales.

Una de las posibilidades que se abre es agrupar dos materias y que las horas de ese ámbito pasen a uno de los departamentos. Por ejemplo, con un ámbito científico-matemático, si un centro tiene cuatro grupos de 1º de ESO se haría un reparto equilibrado y el departamento de Matemáticas podría llevar ese ámbito en 1º A y 1º B y el de Ciencias, en 1º C y 1º D.

Otra, que a mí me gusta más, si se agrupan tres o más materias, como Valenciano, Castellano, Geografía e Historia, es encargar ese ámbito a dos departamentos y recurrir a la codocencia, con los alumnos juntos con un profesor de Lengua y uno de Geografía e Historia. Así, podría haber un profesor de Matemáticas y uno de Ciencias, simultáneamente, en un ámbito científico-tecnológico, o de Música e Inglés, o de Tecnología y Plástica…

Sobre todo lo que ha de quedar claro es que los profesores no se reducen. Sigue habiendo las mismas horas, se necesitan los mismos profesores, e incluso más si los ámbitos son de tres o más materias.

"

Se necesitan los mismos profesores, e incluso más si los ámbitos son de tres o más materias

"

¿Se pretende extender a más cursos de la ESO?
—De momento, este curso se restringe a 1º, pero es verdad que el proyecto de la Lomloe, tal y como está redactado a día de hoy, nos permite seguir con él. Además, habremos podido comprobar cómo ha funcionado.

Es importante señalar que no es un proyecto para el alumnado que va mal sino para todo el alumnado. A todos les permite aplicar mejor los conocimientos adquiridos, que estarán menos parcelados, trabajar por proyectos interdisciplinares, en equipo, disfrutar de la codocencia, mejorar sus aptitudes… El que va bien irá aun mejor.

Y también recordar que en 7º y 8º de EGB, equivalentes a 1º y 2º de ESO, un mismo profesor, el tutor, impartía Lengua, Matemáticas, Ciencias, Geografía e Historia. Los ámbitos no son una vuelta a eso, serán ámbitos de conocimientos racionales, con mucha relación entre sí, pero consideramos que un profesor de Biología tiene formación suficiente para impartir Matemáticas a alumnos de 12 años. Además, habrá planes de formación para trabajar por ámbitos en los Cefire. En la Comunidad Valenciana tenemos 19 centros de profesores, siete especializados por ámbitos (STEM, Humanidades, Artístico, Infantil, FP…) y 218 asesores, que coordinarán la formación para evolucionar hacia los ámbitos.

"

No es un proyecto para el alumnado que va mal. El que va bien irá aun mejor

"

De momento, Aragón se ha sumado y también allí habrá un 1º de ESO por ámbitos.
—Sí, y varios consejeros más se han interesado.

¿Pretenden reducir la tasa de repetición?
—Lógicamente es uno de los objetivos. Los ámbitos no quieren decir que 1º de ESO vaya a ser más fácil, pero de esa forma se hace más nítido el trabajo por competencias. El currículum es el mismo. Se seleccionan los contenidos fundamentales y se trabaja más sobre ellos, con lo que se logra una mejor comprensión. En 2º de ESO, por ejemplo, tiene todo el sentido conjugar Física y Química y Matemáticas, porque por la calle no te encuentras ecuaciones en abstracto, sino problemas.

1º de ESO es un curso en que los estudiantes tienen 12 asignaturas, más que años, y de esta forma tendrán solo dos áreas más que en 6º de Primaria. Es un curso clave en que, además, en la práctica totalidad de los centros públicos se da un cambio de centro, al instituto. En la Comunidad Valenciana llevamos tiempo abordándolo como un curso especial. Por ejemplo, desde hace cuatro años los tutores deben ser profesores con destino definitivo.

En Educación obligatoria lo ideal sería que la repetición no existiera, lo ideal sería ir haciendo que cada año el alumno sepa más, se vayan reforzando sus aprendizajes. La repetición no es ni un castigo ni un premio. Sirve si el alumno ha estado hospitalizado, o si ha estado muy despistado un curso por las razones que sea… para cosas muy concretas. Si no, el alumno promociona un año más viejo y lo más seguro es que se haya aburrido y no le hayas enganchado, que vuelva peor.

En Primaria, si el alumno repite en 1º ya no puede volver a repetir en toda la etapa. Desde la Ley General de Educación, de 1970, solo se puede repetir una vez. Nosotros creemos que, en el caso excepcional de repetir, siempre que se demuestre que esta es la mejor opción, ha de ser en 6º, y así figura en una norma en la Comunidad Valenciana.

En Secundaria, según la legislación vigente, si el alumno repite en 1º de ESO al año siguiente promociona automáticamente a 2º. El alumno lo sabe, no le asusta repetir, sabe que el año siguiente pasará. El efecto de la repetición en estos casos es negativo. Antes, en BUP, había alumnos que repetían hasta tres veces 1º de BUP y tampoco funcionaba. La repetición no puede ser infinita. A la tercera, se iban a casa.

"

1º de ESO es un curso en que los estudiantes tienen 12 asignaturas, más que años, y de esta forma tendrán solo dos áreas más que en 6º de Primaria

"

Con esta medida, ¿se adelantan a la Lomloe, ahora en tramitación?
—Sí, es una forma de adelantarse a la Lomloe, cuyo espíritu global, sus cambios en el inicio de la ESO, compartimos. Además, como decía, es una posibilidad prevista en la Lomce. No es una propuesta en el vacío y quizá también hubiera prosperado aunque no nos encontráramos en una situación excepcional. La estructura por ámbitos se extenderá a todos los centros, pero será flexible, para que se adapten y no se produzca un choque.

¿Cree que debería ir más lejos y acabar con el título de Graduado en ESO?
—Sí, así se lo planteamos a la ministra y al secretario de Estado el consejero Vicent Marzà y yo en la ronda de contactos con las comunidades y sería interesante transformar esta propuesta en una enmienda durante la tramitación de la Lomloe. Creemos que debería sustituirse por un certificado de tu trayectoria, con una orientación para seguir formándote, bien en Bachillerato, bien en FP o bien combinando la formación y el empleo, dentro de un contrato de formación y aprendizaje, con la obligación de seguir estudiando hasta conseguir un título de FP de grado medio. Para nosotros, suprimir el título no es bajar el nivel, es permitir seguir estudiando más allá de los 16 años en base a tus competencias.

"

Sería interesante incluir la supresión del título de Graduado en ESO en una enmienda durante la tramitación de la Lomloe

"

¿Cree que ha habido durante el estado de alarma más fake news que de costumbre, también relacionadas con la Educación?

—Sí, pero es que estamos en una situación compleja, en que hoy regulamos pero mañana puede ocurrir algo inesperado… Hemos contado con la coordinación del MEFP, con una posición no unánime pero sí consensuada, un documento con el acuerdo de 12 de las 17 comunidades en que las razones del País Vasco eran diferentes de otras, que pedían que el Ministerio marcara el límite de áreas suspendidas para promocionar. Es complicado, en un momento en que los centros están cerrados y se ha pasado de la docencia presencial a online en 24 horas y sin manual de instrucciones. Y se habla mucho de alumnos desconectados, pero a veces olvidamos que hay alumnos que aunque tengan los medios tecnológicos no cuentan con el apoyo de su familia. Está siendo difícil, la desescalada también lo está siendo.

Con respecto a las asignaturas suspensas, un informe del CEE señala que pocos países, entre ellos España y Portugal, dan un número máximo de suspensos con los que promocionar.
—En España en la LOGSE de 1990 no figuraba originalmente el número. En la Educación obligatoria se hablaba de que la decisión de que el alumno promocionara o no sería una decisión colegiada, lo que ahora el MEFP plantea para el fin de este curso. Pero para muchos el criterio era más objetivo si se cifraba en dos o en tres el máximo de suspensos. Al final, para evitar que los centros fueran muy duros, que un alumno pudiera repetir por no tener todas aprobadas, se reguló en una orden. Desde entonces, la ley, sea la LOE, la Lomce o la Lomloe, es contradictoria, porque en ESO habla de evaluación colegiada pero al final cifra en dos o tres el máximo de suspensos, pero ¿no era colegiada?

En la práctica, en una junta de evaluación se cantan las notas y si a un alumno le quedan cuatro asignaturas pero se está esforzando alguno de los profesores cambiará el 4 por el 5 y promocionará. Y a la inversa.

El hecho de que se cifren los suspensos es más grave en Bachillerato, cuando un alumno con 10 profesores puede tener nueve notables pero un 4 en una asignatura en la que el profesor se empeña en mantener ese 4, y no promocionar [la Lomloe permite hacerlo con un suspenso].

Y quizá no estaría de más incluir más a las familias en el proceso, en la decisión entre promoción o repetición, siempre refiriéndonos ahora a la Educación obligatoria. Ellas también pueden aportar. Es un elemento a valorar.

Resolució definitiva de finalització del Curs i començament del Curs 2020-2021 ( 4-5-2020) Val._firmado

0
Comentarios
  1. María Teresa Martín Díaz
    6 de mayo de 2020 10:38

    Soy maestra, y estoy completamente de acuerdo en el trabajo por ámbitos, más motivador, interesante y enganchará más al alumnado. La repetición nunca ha sido eficaz, o por lo menos no es lo más eficaz, el alumnado si ya estaba desanimado, se desanima más, porque es más de los mismo y habrá asignaturas que teniendo aprobadas, deberá volver a hacerlas

  2. María M. Albert
    6 de mayo de 2020 10:58

    Ahora viene Miguel Soler, que piensa que ha descubierto la pólvora, esto es increíble, los ámbitos han funcionado siempre en diversificación o PMAR, gracias al reducido número de alumnos, máximo 15.Todos los gobiernos han tratado de boicotear un sistema con resultados muy buenos y demostrables.

  3. BE17mayo | e-aprendizaje
    17 de mayo de 2020 09:17

    […] este artículo destaca además la iniciativa que ha puesto en marcha en la Comunidad Valenciana el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, agrupando las asignaturas por ámbitos […]

  4. jose daniel roman
    19 de mayo de 2020 16:40

    Si vamos a trabajar por ámbitos pero con grupos de 30 alumnos, tampoco veo la mejora en la atención

  5. Juan T
    16 de junio de 2020 06:56

    Regreso al pasado… a lo que sucedía en los comienzos de la ESO. El alumno solo podía repetir una vez en la etapa y, una vez repetido curso, promocionaba automáticamente. El resultado final era un 4 de la ESO lleno de alumnos que llevaban más de 4 o 5 años suspendido todas las asignaturas. Por el camino, el mal ambiente que generan estos alumnos en el aula, destrozan la calidad educativa y el derecho de otros muchos alumnos a una educación de calidad. Aquel dogma pedagógico se corrigió. Pero ahora volvemos a repetir el mismo error. El dogma por encima de la experiencia. No preguntéis nunca a los profesores que son todos unos carcas acomodados. Maquillemos aún más la realidad y que las estadísticas nos permitan sacar pecho.
    Quieren ámbitos, formen maestros-profesores especialistas en esos ámbitos. Tengan la valentía y la dignidad de organizarlos desde la administración sin necesidad de pasar el marrón a los Centros.
    Marzà, esta propuesta no es de izquierdas. La izquierda es garantía de igualdad de oportunidades. Esta propuesta proyecta todos los convencionalismos de las sociedades del capitalismo maduro; sensiblería dominante, psicologización del fracaso, no asunción de la responsabilidad, desprecio por el conocimiento, pragmatismo ignorante, es decir, individualismo posesivo.
    Venga ya!!!!!!!!

  6. Trabajar por ámbitos en 1º ESO – EDUCOTIC
    13 de julio de 2020 19:21

    […] Miguel Soler, nos adelantamos a la LOMLOE […]