fbpx

El Ministerio aclara que no se está planteando un retraso en el inicio de curso

El Departamento de Isabel Celaá reacciona a las informaciones que lo presentaban entre las opciones que se estudiarán esta semana y recuerda que las comunidades tienen "plenas competencias de gestión educativa" y que "ni en este curso ni en otro" la fecha de inicio del curso es la misma en todo el territorio.
RedacciónLunes, 24 de agosto de 2020
0

En la Conferencia Sectorial del 11 de junio se acordó que el curso comenzaría en las fechas habituales en el mes de septiembre y con la presencialidad como principio general. MEFP

El retraso del inicio de curso 2020-21 no es una opción. Así lo ha querido aclarar el Ministerio de Educación, que reaccionaba esta mañana a las noticias publicadas en diferentes medios en los últimos días, que aseguraban que esta es una de las posibilidades que se están estudiando, dado el elevado número de casos de coronavirus en nuestro país.

El Ministerio de Isabel Celaá ha reiterado que el acuerdo suscrito en junio con las comunidades autónomas (todas salvo Madrid y el País Vasco) sigue vigente, y que este establece que el curso comenzará “en las fechas habituales del mes de septiembre y con la presencialidad como principio general”. “El MEFP no está valorando ninguna modificación al respecto”, explican fuentes del departamento que dirige Celaá.

Competencia autonómica

Desde el Ministerio se recuerda que la fecha de inicio de curso, el calendario escolar, es una competencia autonómica, y que el curso no comienza en el mismo día en todo el territorio, “ni en este curso ni en otro”.

Como viene siendo habitual, las clases comenzarán, con más de una semana de diferencia entre autonomías. Serán las primeras en arrancar Madrid (Infantil) y Navarra, el 4 de septiembre. En el País Vasco, Aragón, la Comunidad Valenciana, Cantabria y Murcia, el 7. En Castilla y León, Infantil y Primaria, el 9. En Andalucía y Extremadura los alumnos se incorporan el 10, como en Baleares, y en Galicia Asturias y Castilla-La Mancha los más pequeños. En Cataluña llegarán los alumnos el 14. En Canarias y La Rioja las clases arrancarán el 15 (esta última sí retrasó su fecha de inicio de las clases una semana para dar tiempo a los claustros para organizar el año lectivo, que en esta ocasión incluye el Plan de Seguridad y Salud, pero lo hizo a finales de julio, con el anterior consejero, Luis Cacho. En Murcia no se contempla un retraso, pero sí que el periodo de adaptación que tradicionalmente se hace en Infantil se extienda a todas las etapas.

Al tiempo, el Ministerio insiste en que las comunidades, “que tienen plenas competencias de gestión educativa”, trabajan en protocolos para la vuelta a la actividad presencial desde junio, siguiendo las recomendaciones elaboradas por los Ministerios de Sanidad y Educación.

En la misma línea se ha expresado la ministra Isabel Celaá a través de Twitter en las últimas semanas:

El Ministerio concluye recordando que el Gobierno ha destinado 2.000 millones de euros al fondo Covid para Educación y 40 millones de euros para el programa PROA de refuerzo educativo, además de casi 260 millones para el Plan Educa en Digital, “entre otras inversiones adicionales”.

En el mundo

En el mundo existen países que sí han aplazado la vuelta al cole, como Filipinas, que primero la pospuso a agosto y después a octubre (las clases debían haber comenzado en junio), por la alta transmisión de coronavirus en su comunidad, con zonas confinadas como la región metropolitana de Manila.

Otros, como México, se han planteado que los estudiantes sigan las clases desde sus casas por televisión, en virtud de un acuerdo entre el Gobierno y los cuatro principales consorcios televisivos. Las emisiones arrancarán el 24 de agosto.

El retraso en el inicio de curso no se contempla como una opción en Francia, donde las clases arrancarán el 1 de septiembre pese a la tendencia al alza en el número de contagios diarios, 2.500 de media la última semana. Ni en el Reino Unido, pues para el primer ministro británico, Boris Johnson, la reapertura de las escuelas es “un imperativo social, económico y moral”. En Escocia las clases comenzaron ya el 12 de agosto, como comenzaron las clases en Suecia (también en los institutos, que estuvieron cerrados en primavera), como un curso normal, y en Alemania, con distintas fechas de inicio en los diferentes estados. En EEUU, donde las diferencias son por distritos escolares, Donald Trump es un férreo defensor de la reapertura de las escuelas. Mientras, en Portugal se apuesta por una modificación del calendario escolar este curso, pero para reducir las vacaciones de Semana Santa y de verano, que empezarán más tarde, para recuperar aprendizajes perdidos.

0