Profe Ramón: "La gran preocupación de toda la comunidad educativa debería hacer que las autoridades educativas reaccionen"

Saray MarquésMiércoles, 19 de agosto de 2020
0

Ramón Rodríguez, Profe Ramón, lleva 19 años dedicado a la docencia en distintas etapas (Primaria, Universidad y Formación del Profesorado) en la comunidad andaluza. En casa, con dos maestros y tres hijos en edad escolar, “se respira ambiente de cole”, y el cole ocupa un lugar muy importante en sus temas de conversación. Proclama que le encanta educar, enseñar y siempre aprender, así como la convivencia que se genera en el cole, “con esa relación de confianza mutua entre alumnado y profe, con esas explicaciones a corta distancia, con las sonrisas de complicidad, con la alegría de las voces de los niños en el patio, con el cariño… en definitiva, con ese día a día que tanta vida nos da, que tan felices nos hace, que tanto necesitamos todos y que hace meses que no podemos disfrutar”.

Otra de sus grandes pasiones es el baloncesto: “De pequeño soñaba con ser jugador de baloncesto, y tuve la suerte de conseguirlo, pues fue el deporte que me acompañó toda mi vida, con el que disfruté y, con mucho esfuerzo y dedicación, pude llegar a ser profesional un par de temporadas, y jugarlo a buen nivel hasta hace bien poco. Siendo muy jovencito me ofrecieron ayudar como segundo entrenador, con el título recién sacado, en un equipo benjamín, y desde el primer día tuve claro que ahí estaba mi sitio, así que compaginé mi vida baloncestística con mis estudios de Magisterio, y aquí estoy ahora, disfrutando cada día de este otro sueño que es el de ser maestro”.

¿Cuál es tu idea de la educación? 
–Me gusta vivir la educación como un proceso, un enorme proceso, en el que ayudamos a nuestro alumnado a asimilar y aprender conocimientos, por supuesto, pero también le ayudamos a explorar, descubrir y potenciar sus capacidades y sus habilidades. Un proceso en que le brindamos la oportunidad de socializar con otros, de aprender a desenvolverse en la vida, adquiriendo valores básicos como el respeto, la responsabilidad y la tolerancia, entre muchos otros. Un proceso que se va adaptando a cada edad, respetando los tiempos de cada uno. Un proceso que englobe a todos, y que no deje atrás a ninguno. Un proceso que, en definitiva, les acompañe y les ayude en su crecimiento personal y para el resto de sus vidas.

¿A quién admiras en educación?
–Admiro profundamente a todos los docentes que van cada día a su aula a darlo todo por su alumnado. Admiro a todos los compañeros y compañeras que comparten reflexiones, ideas, actividades y proyectos de la manera más generosa. Admiro a todos los que, desde su ámbito, luchan y ayudan por hacer que la educación que damos a nuestro alumnado sea la mejor posible. Y admiro a mi profe Don Anselmo, mi tutor de 1º y 2º de EGB, que reunía todas las cualidades que admiro en un maestro, que supo encontrar la llave para llegar al torbellino que yo era, y del que sigo aprendiendo tantos años después.

"

Admiro a mi profe Don Anselmo, mi tutor de 1º y 2º de EGB, que reunía todas las cualidades que admiro en un maestro, que supo encontrar la llave para llegar al torbellino que yo era, y del que sigo aprendiendo tantos años después

"

¿Qué aspectos del sistema educativo crees que deberían cambiar?
–Hoy en día es básico la bajada de ratio y la contratación de más profesorado, es obvio. Es una medida que debía haberse adoptado hace mucho tiempo, pero que en estos tiempos que vivimos se hace más vital que nunca. Y, aunque ahora parece que ha quedado en un segundo plano, cuando todo esto pase, me encantaría que se abordase el tema de la evaluación, al menos en primaria, pues creo que sigue siendo un proceso bastante frío e injusto para muchos niños y niñas.

¿Qué falla en la relación profesor-alumno? 
–En realidad, creo que la relación profesor-alumno suele ser buena. Si en algún momento falla, lo más probable es que, por alguna parte, la comunicación no haya sido fluida. Pero en el momento que la comunicación entre el profesor, el alumno y su familia es buena y fluida, la relación suele ser buena. Es importante establecer una buena relación desde el principio en el triángulo que forman docentes, alumnado y familias, basada en una buena comunicación entre todas las partes y en todas las direcciones.

"

Es importante establecer una buena relación desde el principio en el triángulo que forman docentes, alumnado y familias, basada en una buena comunicación

"

¿Cómo se puede implicar más a los padres?
–Cada familia es un mundo, con unas circunstancias particulares que son las que mandan, y que nosotros no podemos controlar. Debemos esforzarnos por implicar a las familias, pero siempre con la precaución de ser muy flexibles en este sentido, pues el grado de implicación depende de muchos factores que se nos escapan. Lo que sí puedo decir es que cuando intentamos implicar un poquito más a las familias con algún proyecto, con alguna actividad puntual, suelen responder muy bien.

¿Qué pides a la actual ministra?
–Que nos escuche. Que nos tenga en cuenta. Porque no dudo que se rodee de auténticos expertos en materia educativa, pero creo que está dejando de lado a otros muchos expertos, que son los docentes que día a día conviven en el aula con su alumnado. Debería darnos voz y tenernos en cuenta, porque tenemos mucho que aportar.

"

Creo que la ministra Isabel Celaá está dejando de lado a otros expertos, que son los docentes que día a día conviven en el aula con su alumnado

"

¿Qué opinas de la nueva ley de educación?
–Pues que, una vez más, llega una nueva legislatura que acomete otra ley educativa sin tener en cuenta a sus protagonistas. Más allá de los cambios que suponga, es una pena que hayan desperdiciado la ocasión para, por una vez, consultar a docentes, alumnado y familias por sus necesidades reales. Es necesario dejar de poner parches, dejar de sacar leyes educativas con fecha de caducidad y que hacer un esfuerzo real por acometer un plan de estado para la educación, definitivo y consensuado, que garantice la estabilidad de la educación durante muchas legislaturas.

¿Cómo crees que volveremos a las aulas en septiembre?
–En este preciso momento, sin las medidas de seguridad necesarias. Por eso creo y confío en que, tanto desde el Ministerio como desde las diferentes consejerías autonómicas, reaccionen, aunque sea a última hora, y no consientan esta situación. Queremos volver a las aulas, necesitamos nuestra educación de manera presencial, y espero que nos permitan hacerlo con las medidas de seguridad necesarias para toda la comunidad educativa.

"

Queremos volver a las aulas, necesitamos nuestra educación de manera presencial, y espero que nos permitan hacerlo con las medidas de seguridad necesarias para toda la comunidad educativa

"

¿Qué medidas crees que sería necesario tomar sí o sí para garantizar una vuelta segura?
–Como comentaba antes, bajada de ratio y contratación de más profesorado, así como la adecuación de otros espacios en los que poder llevar a cabo el curso escolar. Con este tipo de acciones sí que se podría garantizar la distancia de seguridad y bajar así el riesgo de contagio y propagación del virus.

¿Cómo crees que puede presionar la comunidad educativa para que estas medidas se tomen?
–Creo que ya lo está haciendo. Creo que la gran preocupación por parte de toda la comunidad educativa debería ser ya, de por sí, una gran presión para que las autoridades educativas reaccionen. Son muchos los equipos directivos que han publicado informes en los que evidencian que las medidas actuales no son suficientes. Muchas las familias que muestran su preocupación, tanto en redes sociales como en algunas plataformas que han surgido y a las que se van uniendo familias para reclamar medidas más reales y seguras. Y muchos los docentes que también están dando la voz de alarma ante esta situación. Todos estamos expectantes ante la reunión que se dará a finales de agosto entre el presidente del gobierno y los presidentes autonómicos, en la que abordará la vuelta al cole, y en la que espero y confío que esta incertidumbre en la que vivimos todos quede aliviada con medidas que puedan permitirnos volver al cole con seguridad.

¿Crees que sería positivo que los docentes de la Pública y de la Concertada fueran de la mano a la hora de exigir aulas seguras? 
–No entiendo otra cosa que no sea esa. Somos docentes, tenemos un objetivo común, y estamos juntos en esto.

0
Comentarios