fbpx

La Educación Superior, un paso por delante

Ahora el proceso formativo del alumno está mucho más conectado con la realidad y la experiencia que se vive en la Universidad tiene un efecto más inmersivo.
Elena GazapoMartes, 8 de junio de 2021
0

Las universidades hoy en día han introducido nuevas metodologías que abanderan un cambio en la experiencia de los universitarios. © MYKOLA

El mundo de la Educación Superior está cambiando, al igual que la sociedad, a un ritmo trepidante. En este sentido, el contexto actual no da tregua y exige más que nunca que las universidades tengamos altura de miras, capacidad de adaptación y una clara visión de futuro para liderar esos cambios.

Los estudiantes del siglo XXI no son los mismos que en el siglo pasado llenaban las aulas universitarias. Ahora los jóvenes aprenden de una manera distinta a como lo hicieron las generaciones que les precedieron y exigen que las universidades reaccionemos respondiendo con agilidad a sus necesidades. Aunque si algo no cambia es el hecho de que, promoción a promoción, las universidades mantenemos intacta la responsabilidad de formar a los ciudadanos del futuro.

Desde la Educación Superior debemos ser conscientes de que la irrupción tecnológica en nuestra realidad cotidiana ha llegado para transformarlo todo, impactando de lleno en nuestro entorno. Las universidades, como instituciones permeables a los cambios, deben siempre tomar el pulso a lo que sucede fuera de los límites de sus campus, testar la realidad y conocer los cambios sociales, que provocan que todo se reinvente.

Es preciso seguir trabajando para fortalecer el nexo entre la oferta formativa y los perfiles profesionales demandados por las empresas. Esa es la clave para que la brecha entre el aula y el mundo empresarial se reduzca y se dé la respuesta adecuada a las exigencias del mercado.

"

Los límites del aula se han extendido hasta tal punto que los universitarios tienen la oportunidad de aprender en cualquier momento y desde cualquier lugar

"

Si algo ha quedado demostrado en los últimos años es que la Universidad ya no es solo un destino, se trata de un camino que no concluye al salir del aula, sino que debe seguir recorriéndose durante toda la vida. A estas alturas, la formación permanente se ha convertido en un aspecto imprescindible para mantener una trayectoria profesional de éxito.

Por ello, la Universidad ha ido desarrollando metodologías de estudio innovadoras que permiten acompañar a los distintos perfiles de estudiantes que actualmente llenan los campus. Los límites del aula se han extendido hasta tal punto que, hoy en día, los universitarios tienen la oportunidad de aprender en cualquier momento y desde cualquier lugar, en un entorno en el que la flexibilidad y la personalización pasan a ser determinantes.

En la Universidad actual conviven jóvenes que empiezan a estudiar un grado, profesionales en activo que quieren reinventarse, personas que apuestan por la universidad online para adecuar la formación a su estilo de vida o quienes quieren seguir avanzando profesionalmente cursando un ciclo formativo de grado superior. Desde el ámbito educativo hay que responder a las necesidades de todos ellos.

La evolución de la Universidad

Hagamos simplemente el ejercicio de volver la vista atrás para visualizar por un momento cómo era una clase universitaria hace unos años y cómo es la realidad de un universitario en nuestros días. Hace no mucho tiempo, el aula era aquel espacio físico en el que transcurría una clase donde el profesor trasmitía su conocimiento sin más añadidos que el contenido de la materia y la consiguiente escucha activa del estudiante. Mientras el profesor impartía la materia, los estudiantes tomaban apuntes por escrito, algo que se repetía en cada una de las asignaturas. Las clases prácticas completaban la experiencia teórica y se añadían a la propuesta formativa de cada área, como base para que el estudiante recibiera una visión amplia de toda la materia, donde los estudiantes y el profesor compartían un lugar de conocimiento.

Si ahora volvemos al presente y observamos un aula universitaria nos daremos cuenta de que hay nuevos elementos que se han ido introduciendo en las clases y que los recursos tecnológicos han llegado para acompañar al estudiante a lo largo de su proceso creativo.

"

Las universidades hoy en día hemos introducido nuevas metodologías educativas que abanderan un cambio en la experiencia de los universitarios

"

Tal ha sido la evolución vivida durante este tiempo, que, si ahora nos detenemos en el presente y visualizamos la dinámica de una clase universitaria actual, nos daremos cuenta del cambio tan significativo que ha experimentado no solo la manera en la que nuestros estudiantes aprenden, sino en el modo en el que las instituciones educativas enseñan. El profesor también se ha adaptado a este cambio de paradigma, acompaña al estudiante, le guía, le orienta en su proceso de aprendizaje adaptándose también al nuevo contexto y a las nuevas necesidades formativas de los estudiantes.

Y además y, sobre todo, ha cambiado la experiencia del aprendizaje. Las universidades hoy en día hemos introducido nuevas metodologías educativas que abanderan un cambio en la experiencia de los universitarios. El aprendizaje es un proceso constructivo y experiencial, basado en el desarrollo competencial del estudiante, donde este se involucra desde el primer momento, lo que permite, entre otras cosas, que estén preparados para incorporarse al mercado laboral o progresar en sus profesiones desde el primer momento.

Tecnología y presencialidad

De modo que en una clase universitaria hoy por hoy podremos encontrar a estudiantes de Psicología, que experimentan los efectos de una fobia a través de la simulación, estudiantes de Arquitectura que diseñan proyectos gracias a las oportunidades que ofrece la inteligencia artificial, futuros médicos u odontólogos practicando desde el primer día en laboratorios de simulación. Una realidad universitaria marcada por la tecnología, pero donde no hay que obviar la importancia de la presencialidad como parte del proceso de socialización de los jóvenes y del desarrollo de competencias clave para su desarrollo personal y profesional.

La Educación Superior ha dado un paso de gigante para adecuarse a los nuevos tiempos. El profesor y el estudiante siguen recorriendo juntos el camino del conocimiento a través de un proceso más conectado con la realidad profesional, que hacen de la experiencia formativa un proceso mucho más inmersivo.

Elena Gazapo, rectora de la Universidad Europea.

0
Comentarios
  1. Noticias | Del 7 al 11 de Junio de 2021 - UCETAM
    11 de junio de 2021 10:54

    […] MAGISTERIO […]