fbpx

Educacine 2021: cinco días, cinco aprendizajes

Más de 2.000 alumnos y docentes asistieron a lo largo de la semana pasada al Festival Internacional de Cine y Educación de Madrid EDUCACINE, que cierra su octava edición consolidándose como el encuentro anual referente entre el mundo del cine y el educativo.
Rubén VillalbaLunes, 20 de December de 2021
0

Los Cines Conde Duque Santa Engracia de Madrid ha sido la sede de la octava edición del festival EDUCACINE

El pasado viernes se puso el broche a la VIII edición de EDUCACINE, el Festival Internacional de Cine y Educación de Madrid, que un año más organizan MAGISTERIODicine21 con el objetivo de tender puentes entre el mundo cinematográfico y el educativo. Más de 2.000 alumnos y docentes han asistido a esta nueva edición del festival, consolidándose así como el encuentro anual de referencia entre los profesionales del cine, educadores y estudiantes. Del 13 al 17 de diciembre, se han proyectado 11 películas en los Cines Conde Duque Santa Engracia, donde cada una de ellas ha dejado en los alumnos aprendizajes clave.

Bajo el lema “En la sala todos pueden ver buen cine” y con una imagen inspirada en la película Alien, el octavo pasajero, los alumnos de distintos centros de Madrid llenaron las butacas con jolgorio e ilusión. “Estamos muy contentos de que, pese a la incertidumbre provocada por la pandemia, tanta gente haya confiado en nosotros”, afirmó José Mª Aresté, director del festival. Y es que los alumnos no solo disfrutaron de las proyecciones, también contaron con el análisis de un experto al final de cada una de ellas.

Día 1: normalizar la diferencia

El festival arrancaba el lunes con Hijos del sol, drama iraní que retrata la situación de tantos niños que, en ausencia de sus padres, sobreviven en las calles con trabajos precarios. El film fue analizado por el empresario Jesús Morales, quien recordó a los alumnos “la enorme suerte” que tienen de contar con unas condiciones de vida de las que aún hoy muchos niños no pueden disfrutar. En el segundo pase se proyectó La familia que tú eligesun filme que aborda la diversidad funcional a través de la amistad entre un joven con síndrome de Down y un delincuente. Los alumnos pudieron comentarla junto a Rubén Bas, de la fundación Talita Madrid: “La película demuestra que es posible un mundo donde convivan la discapacidad y la no discapacidad”.

Día 2: no todos los héroes llevan capa

La jornada del martes se inició con la proyección de La hija de un ladrón, que aborda, a través de Sara, su protagonista, cuestiones como la maternidad adolescente y la desestructuración familiar. El análisis posterior corrió a cargo de Eva Latonda, actriz y gestora cultural, quien describió la película como “una difícil búsqueda de la felicidad”. Le siguió Rocca cambia el mundo, que cuenta la historia de una huérfana de madre dispuesta, a sus 11 años, a cambiar el mundo. “La película propone ser mejor persona para ayudar a los demás y a uno mismo”, apuntó Aresté en un animado coloquio posterior. Ese día finalizó con el preestreno de Un héroe, último trabajo del iraní Asghar Farhadi.

Día 3: un profesor puede cambiarte la vida

Ya en el ecuador del festival, el miércoles comenzaba con Uno para todos, homenaje sentido a los docentes al reflejar que no solo tienen la misión de inculcar conocimientos sino también valores. El coloquio posterior corrió a cargo del profesor Carlos Robles, que habló de la importancia de visibilizar el dolor y los temores. También estuvo presente el actor de la película Jorge Pobes, quien causó total expectación entre los alumnos. La siguiente película fue El fotógrafo de Minamata, que retrata las vicisitudes del fotoperiodismo a través de su protagonista. Los alumnos pudieron comentarla junto al periodista José Mª Fillol: “Cuando hay una historia humana, los medios de comunicación tienen la obligación de cubrirla”, apuntó.

Día 4: ni en tus mejores sueños

El mundo del arte y la literatura fueron los protagonistas en la jornada del jueves. La primera proyección, El artista anónimo, adentró a los alumnos en el mundo del mercado del arte, del que pudieron hablar con Daniel Díaz, colaborador de anticuarios y casas de subastas, quien reflexionó sobre cuestiones como qué determina el valor de una obra. A las 12 le tocó el turno a Sueños de una escritora en Nueva York, con la que los jóvenes repararon en la dificultad que entraña a veces la consecución de las metas profesionales. De ello hablaron con el escritor Miguel Aranguren: “Me da mucha rabia cuando los adultos generalizan sobre la juventud y hablan de su falta de responsabilidad; basta escucharos para darse cuenta de que no es verdad”, incidió.

Día 5: la vida no tiene edad

El viernes, último día del festival, se convirtió en una jornada de reflexión sobre la tercera edad. Los alumnos visionaron El agente topo, con la que se sumergieron en la realidad que viven los ancianos en las residencias, muchos de ellos en una situación de soledad y abandono. Sobre ello debatieron junto a la periodista Carmen Moreno, quien también puso de relieve que problemas como la soledad no solo afectan a los mayores, sino cada vez más a los jóvenes. Puso el broche a la jornada y al festival Minari, historia de mi familia, con la que los alumnos pusieron en valor la importancia de la familia: “Rinde tributo a los emigrantes que, gracias a su perseverancia, salen adelante”, explicó Aresté.

Pasadas las dos de la tarde, la sala 4 de los Cines Conde Duque Santa Engracia echaba el cierre a una semana de película, dejando en ella la ilusión y el entusiasmo de unos jóvenes que si algo han demostrado es que el cine nunca pasa de moda. Como recientemente declaraba Román Gubern, “la sala oscura de cine era el refugio de la imaginación en nuestra infancia; allí vivimos nuestros primeros amores y sobrevivimos espiritualmente”. Comienza, así, la cuenta atrás para la IX edición de EDUCACINE. Parafraseando a Norma Desmond en Sunset Boulevard: “Señor DeMille, estamos listos para el próximo festival”.

Crónica por Beatriz López, Raquel Hernández y Rubén Villalba

0
Comentarios