fbpx

Programa Scholas Ciudadanía: Por una Cultura del Encuentro para la Paz

Más de 100 estudiantes de diversos centros educativos se han reunido en una misma 'aula sin paredes' para debatir sobre los problemas que más les afectan, que son las deficiencias del sistema educativo, los prejuicios y la discriminación.
Raquel Hernández MorontaMartes, 28 de June de 2022
0

El programa está presente en la actualidad en una veintena de países y en él han participado más de 25.000 jóvenes de los cinco continentes.

A lo largo de una jornada escolar, si uno se fija bien, puede observar y escuchar infinidad de problemáticas entre los alumnos: bullying, adicciones (a sustancias y a dispositivos electrónicos), problemas emocionales, problemas de salud mental, autolesiones…. La mayoría de las veces las clases están tan estructuradas que resulta imposible pararse y abordar todos estos temas y, otras veces, son los propios adolescentes los que no se sienten seguros para dar testimonio de todo aquello que les preocupa.

¿Y si tuvieras la oportunidad de ofrecer a los adolescentes un espacio en el que sentirse escuchados y poder compartir todas sus inquietudes con otras personas de su misma edad? Ese es el objetivo de Scholas Ciudadanía: dar voz a los jóvenes y fomentar una transformación en ellos mismos y en su entorno.

Para ello, a lo largo de seis días, los jóvenes que participan tendrán que elegir las dos problemáticas que más les preocupan de su día a día para crear un proyecto que desarrolle una acción concreta destinada a dar solución a ese problema. “Siempre dicen que los jóvenes son el futuro, pero para nosotros son el presente”, afirman desde el equipo docente del programa Scholas Ciudadanía.

Mostrar sin decir

Con las consejerías de Educación como enlace necesario, el programa, gratuito, tiene la capacidad de reunir a adolescentes de diferentes centros educativos tanto públicos, privados y concertados y, por lo tanto, diferentes realidades, que acaban sintiéndose como un aula sin paredes que favorece la cultura del encuentro. Para conseguir esto de manera satisfactoria, cada día, antes de comenzar a trabajar en los proyectos, todos los jóvenes tienen un espacio de Re-Creo. “Es un momento en el que, al conocer al otro, también tienen la posibilidad de reconocerse a ellos mismos”, explica Francisco Vila, del equipo de Scholas.

Gracias a este espacio de Re-Creo, los jóvenes pueden compartir con los demás aquello que tienen dentro, sabiendo que los prejuicios se han quedado fuera y que los demás van a respetarles: desde un baile que han aprendido en clase hasta una canción dedicada a su abuelo con la que un joven decide arrancarse en el escenario. Esto se consigue gracias a la pedagogía que ellos mismos definen como la pedagogía del mostrar sin decir. Sus propios docentes y los facilitadores voluntarios, son los primeros que tienen que desprenderse de los prejuicios y mostrarse vulnerables también ante los adolescentes. Vuelven al origen, a jugar gratuitamente, a crear y a celebrar la vida misma desde el encuentro. En este sentido, se va armonizando los tres lenguajes, el de la cabeza, el del corazón y el de las manos para hacer de esta experiencia algo integral y personalizado.

El equipo pedagógico ha constatado en todos estos años y en los cinco continentes donde se desarrolla esta experiencia la importancia de “devolver la inutilidad a la Educación actual”. Los estudiantes empiezan a ser reconocidos por lo que son y su vocación más profunda y no por un resultado o una nota.

Después del espacio de Re-Creo es el momento de investigar las problemáticas detectadas uy evaluar diversas soluciones. Para que todos los jóvenes se sientan cómodos a la hora de desarrollar su iniciativa, se ofrece la posibilidad de trabajar en diferentes grupos, cada uno de los cuales emplea un lenguaje distinto de expresión: espacio de pintura, música, danza entre otros, y de metodología para la investigación y desarrollo de soluciones.

El proceso

Los jóvenes primero se animan a través de diversas técnicas desarrolladas por Scholas a abrir sus corazones y volcar los verdaderos problemas que los aquejan y los afectan muchas veces desconocidos por sus propios compañeros y docentes.

Luego los ponen en común y de entre todos a través del diálogo y el consenso seleccionan los dos principales que trabajarán en el resto de la semana.

Una vez elegidas las problemáticas, realizan un trabajo de investigación aplicando un método que para los adolescentes es atractivo donde incluye entrevistas a la gente por la calle, reuniones con expertos, funcionarios, y autoridades, encuestas a compañeros docentes y familias… para  profundizar en el diagnóstico.

A modo de ejemplo, se puede ver el vídeo del VI Programa Scholas Ciudadanía de Madrid, donde los jóvenes seleccionaron la problemática del ingreso en la Universidad y la deficiencia del sistema educativo, como así también los prejuicios y la discriminación. Se reunieron personalmente con el director general de Universidades, el director general de Educación Secundaria, el director general de la Juventud de la Comunidad de Madrid, funcionarios del Ministerio de Educación del Gobierno de España, el vicedecano de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, el secretario general adjunto de la Organización Internacional de la Juventud OIJ, un pedagogo internacional y autor de diversas publicaciones científicas sobre la materia, entre otros, además de realizar entrevistas de calle para conocer la mirada de distintas personas respecto a esta problemática.

A continuación, los estudiantes se encargan de compartir los resultados hallados y reflexionar sobre los mismos y sus implicaciones. La rigurosidad en el proceso de investigación se intercala con el juego gratuito donde el niño sale a relucir con toda su vitalidad y el espacio de arte crea la posibilidad de seguir creyendo que la esperanza está viva (ya que sin ella es imposible cualquier proceso educativo).

Durante el acto de clausura los alumnos se animan a compartir frente a las autoridades y los actores implicados; políticos de diferentes partidos, empresarios, periodistas especializados, familiares y el resto de los representantes de la comunidad sus dolores, los resultados de sus investigaciones, sus obras artísticas, y las propuestas de cómo buscar juntos soluciones para el bien común.

Del Vídeo del VI Programa Scholas Ciudadanía de Madrid realizado por los jóvenes destacan algunos testimonios de alumnos como Alberto, que manifestó: “La Educación es algo importante y no está estructura de la mejor manera, sobre todo la EVAU, el acceso a la universidad y la Formación Profesional. El problema de la Educación es también un problema político; como joven me da igual el partido que esté gobernando y su ideología, pero no me da igual que estén cambiando constantemente las leyes según el partido que gobierne, esto no es bueno”.  Por su parte, Lucía está convencida de que: “Se necesitan muchas voces distintas para ser una sola voz, y juntos podemos. Somos más que una nota, la nota no nos define”. Samuel afirma que: “En Scholas Ciudadanía hablamos de temas que nos preocupan, es una oportunidad para contar nuestros problemas y buscar soluciones juntos”.

Para jóvenes de todo el mundo

Scholas Ciudadanía es un programa educativo que se ha realizado en más de 20 países (Paraguay, Colombia, México, Argentina, Perú, República Dominicana, Haití, Honduras, Emiratos Árabes Unidos, Palestina, Cuba, Estados Unidos, Italia, España, Portugal, Mozambique, Rumanía, Australia, Japón, Israel, Irak, Jordania, Líbano o Brasil…) y han vivido más de 25.000 jóvenes de los cinco continentes.

Recientemente Scholas Ciudadanía ha recibido el reconocimiento go!ODS 2022 por  parte de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas por ser una metodología innovadora en la implementación del ODS 4: Calidad de Educación y Educación para la Ciudadanía.

Los programas Scholas Ciudadanía son gratuitos para los colegios y alumnos y se pueden desarrollar en España gracias al apoyo de las consejerías de Educación de las distiintas comunidades autónomas, Banco Santander, Air Europa, Fundación CEU San Pablo y Fundación “La Caixa”, entre otros. Y gracias a la implicación de los voluntarios y los docentes y educadores.

Más información sobre próximos Scholas Ciudadanía

0
Comentarios