Videoconferencias educativas: ¿cómo y para qué?

Ingrid Mosquera
Profesora en UNIR, especialista en Didáctica, TIC y Microlearning activo
23 de marzo de 2020
0

Dejando a un lado a todos aquellos que ya usan Hangouts, Meet o Zoom para sus videoconferencias, que me parece perfecto, yo quiero presentar una herramienta sencilla para docentes que no tengan apoyo de otras plataformas ni conocimientos previos. Una herramienta gratuita, sin descargas ni registros y, un aspecto fundamental, fácil de usar para los alumnos.

Se puede resumir en una captura de pantalla, tal y como me lo hizo ver en su día María Jesús Sánchez:

-Entra en la página 8×8.vc desde tu navegador de Chrome.

-En el espacio en blanco, escribe el nombre que quieras para la reunión.

-Pulsa “Start”.

En ese momento ya estarás dentro de tu sala, no te olvides de dar permiso de cámara y vídeo.

A partir de ahí son muchas las posibilidades que se te presentan, con un máximo de 50 asistentes, pudiendo compartir pantalla y con un chat abierto a todos los participantes. Tiene más opciones, pero estas son las básicas. También tiene una app que se puede descargar gratuitamente.

Añadido a lo anterior, puedes emplear esta herramienta para hacer streaming en YouTube, recomendable sobre todo con clases numerosas, y si te registras gratuitamente puedes grabar las sesiones y descargártelas. Recuerda que, en caso de hacer streaming, puedes configurar el directo como oculto, para que solo lo puedan ver las personas con el enlace, en este caso tus alumnos, es decir, las emisiones no tienen por qué ser públicas.

Todas esas posibilidades se explicaron en un taller en streaming en mi canal de YouTube, hace unos días, en el marco de las #CharlasEducativas. Participaron más de 120 docentes en directo y más de mil quinientos ya lo han visto en diferido:

Puedes ver todo el material del taller aquí.

Sea como sea, como decía, únicamente necesitas poner el nombre de la sala, el que quieras, y entrar. Ese enlace te lo puedes guardar y usar siempre el mismo. Imaginemos, para una clase, por poner un ejemplo: 8×8.vc/clase3A, pues los alumnos van a poder entrar siempre, a través de ese enlace, en esa clase. Sin más. La parte que va después de la barra te la inventas tú.

Antes de comenzar a usarla con tus estudiantes te hago una sencilla recomendación: pruébala en casa con tu familia o conéctate con algún compañero. Entra en una sala y manda el enlace por email o por Whatsapp, para probar cómo os va y ver sus posibilidades. Y recuerda que, aunque es muy sencilla, a veces las cosas no salen a la primera, y precisan un segundo intento. Incluso más, es normal.

Posibilidades educativas

La facilidad de uso de esta herramienta abre un amplio abanico de posibilidades educativas, te ofrezco, simplemente, algunas ideas:

  • Tener clases en directo – si los alumnos son menos de 50. Si son más de 50 tendrías que pasar a otra herramienta o a la opción ya comentada del streaming.
  • Grabar una clase estando tu solo para enviársela luego a tus alumnos – recuerda que puedes dar una explicación compartiendo pantalla con una presentación, una pizarra o similar. También pueden ser grabaciones para enviar individualmente a los alumnos, por ejemplo, con correcciones de ejercicios: mostrando su actividad y explicando los fallos. Es decir, en definitiva, puedes usar 8X8 como un simple grabador de pantalla.
  • Emplearlo para tutorías – puedes establecer unos horarios semanales en los que estarás disponible en la sala y si algún alumno tiene dudas mientras realiza sus actividades, no tendrá más que entrar en tu despacho. Puedes estar trabajando en tu ordenador y estar conectado al mismo tiempo, si un alumno llega a la sala, le atenderás. Esto sería un punto intermedio entre una clase en directo con muchos alumnos, que puede resultar abrumador si no estás acostumbrado, y el hecho de enviar vídeos grabados. Con esta opción ofrecemos una posibilidad de contacto directo y personzalizado.
  • La opción anterior puede ser para alumnos, pero también para familias – dependiendo de la edad de los alumnos, podemos tener reuniones con los padres u ofrecer, igualmente, un horario de atención para ayudarles o hablar de las tareas.
  • Los alumnos pueden trabajar en grupos en diferentes salas – nosotros podemos crear más de una sala, les ponemos nombres y los alumnos pueden trabajar en sus proyecto en grupo, conectándose entre ellos en distintas salas. Existen diversas opciones: En primer lugar, podemos dejarles por su cuenta, simplemente, como cuando quedan fuera del colegio para hacer un trabajo. En segundo lugar, podemos quedar a una hora determinada para que trabajen juntos y nosotros iremos pasando por las salas para supervisar y resolver sus dudas, como cuando trabajan en grupo en clase y nos acercamos a sus mesas. Por último, en tercer lugar, también podemos tener una clase en directo normal, todos juntos, y durante la misma sesión pasar a trabajar en grupos, si tenemos esas salas preparadas de antemano.
  • Realizar presentaciones – los estudiantes, de forma individual o en grupo, pueden hablar para el resto de sus compañeros.
  • Igualmente, nos puede servir para comunicarnos entre profesores, celebrar claustros u otro tipo de reuniones de trabajo.
  • Fuera del entorno educativo, por supuesto, te podrá servir para comunicarte con quien quieras, pudiendo reunir a un gran número de personas de una forma sencilla.

Creo que las posibilidades son infinitas, como digo siempre: dependerán de nuestra imaginación.

Consejos para tus videoconferencias

Si te decides a hacer videoconferencias en directo, pienso que deberías hacerlo de forma gradual:

– Lo primero, como indiqué arriba, pruébalo en casa, con familiares, amigos o con otros compañeros.

– Intenta comenzar con grupos pequeños, a los que ayudarías a familiarizarse con la plataforma (silenciar micros, apagar cámara, compartir documentos, etc.). Puedes convocarlos a horas diferentes e ir fusionando los grupos: empezar con seis, pasar a cuatro y luego a dos, para terminar con toda la clase junta. Ellos deben familiarizarse con la plataforma y tú debes aprender a gestionar videoconferencias con grupos grandes.

-También puedes optar, como ya comentamos más arriba, por tutorías individuales.

-Recuerda que si no te sientes cómodo siempre tendrás la opción de grabar y enviar la grabación.

-Puedes crear un pequeño documento o cartel con normas de uso y participación básicas. En ese sentido también deberás decidir si van a poder usar los micrófonos, cuándo, si van a poder usar las cámaras, etc. Obviamente esto puede variar según la actividad que propongas.

Beneficios del directo

Creo que se podrían indicar muchas más ventajas, pero las resumiré en unos pocos puntos, haciendo referencia a la situación actual:

  • Los niños nos ven, en persona.
  • Se ven o se hablan entre ellos.
  • Seguimos manteniendo el sentimiento de grupo. Sentirse juntos, cada uno desde su casa.
  • Posibilidad de que los directos formen parte de una rutina con un horario fijo.
  • Son de gran ayuda a las familias que están sobrecargadas.
  • Los alumnos pasan el tiempo, aprendiendo, todos juntos.
Una simple conexión puede ser un mundo

Puede que te preguntes si no vale la pena ceñirse al email y a mandar algún vídeo grabado, ¡para qué nos vamos a liar! Yo te haría la siguiente reflexión: tienes gran cantidad de información en internet (videotutoriales, enlaces, artículos etc.) pero muchos de vosotros preferís preguntar por Twitter o asistir a talleres o webminars en directo, ¿por qué es así? ¿quizás por poder hablar con otros profesores en vuestra misma situación? ¿quizás porque os da la sensación de que no estáis solos? ¿o quizás porque os guste poder plantear en directo vuestras dudas?

Piensa que ellos necesitan eso mucho más que tú, si cabe. No se trata de dar clases todos los días, o sí, eso ya lo verás, pero empieza por conectarte, simplemente, luego ya decidirás si repites. ¿Y si comenzáis por quedar para veros todos juntos y hablar de cómo lo lleváis?

Sea como sea, recuerda, siempre  lo digo en relación a la tecnología, si algo puede salir mal, saldrá mal, y no debe preocuparnos, estamos en un momento excepcional, aprendiendo sobre la marcha. Como dije en mi anterior artículo, ni te exijas demasiado a ti ni lo hagas con ellos, menos es más.

Pero conéctate, inténtalo, ellos te lo agradecerán, lo necesitan.

0
Comentarios
  1. José Mª Incausa Moros
    21 de abril de 2020 16:55

    Hola Ingrid. En primer lugar quiero agradecerte el hecho de que comportas información que en estos momentos nos es tan precisa. Utilizo todos los días, con mis alumnos de ESO y Bachillerato 8×8 o teams, de pendiendo del grupo. Ningún grupo quiere cambiar de sistema y ponen mil excusas. Soy profesor de Historia del IES Antonio Machado de Soria, y con 8×8 no encuentro la forma de poner un documento sonoro, compartirlo y que los chicos/as lo escuchen, Lo ven, pero no lo oyen. Ya sé, por ti, que puedo compartirlo a través del chat, pero me gustaría poder verlo todos juntos. ¿Puedes ayudarme? Muchísimas gracias

  2. Ingrid Mosquera
    22 de abril de 2020 14:02

    Buenas Jose María, veo que has seguido el tutorial muy bien, por lo que dices, y me alegra mucho escuchar que te ha servido para tus clases.
    Lamentablemente creo que no tengo una solución. Yo ofrezco mis #charlaseducativas, los miércoles a las 21.30 en mi canal de YouTube a través de 8×8 y algún invitado ha puesto vídeos y se escuchaban.
    Te recomiendo hacer alguna prueba previa, con otros vídeos a ver si te funciona.
    Como una opción para salir al paso, puedes tener el audio en el móvil o similar y acercarlo al micro. El problema en esos casos suele ser que el micro por el que suena el audio no es el mismo que el que tú usas para hablar y que es el único asociado.
    Siento no poder ser de más ayuda. Si quieres me puedes contactar por youtube o twitter, (imgende).
    Un saludo
    Ingrid