fbpx

Programación y robótica: preparar a los alumnos para un mundo digital

Aprender ‘coding’ desde pequeños aporta las herramientas y destrezas necesarias para comprender mejor los cambios tecnológicos constantes en la sociedad actual.
Adrián ArcosMiércoles, 3 de febrero de 2021
0

© LIGHTFIELD STUDIOS

La transformación educativa avanza a pasos agigantados y la programación cada vez está más presente en los colegios. Aunque los procesos de transformación digital se han acelerado como consecuencia de la pandemia, la realidad es que hoy en día los niños no entenderían una Educación y un aprendizaje sin plataformas online. Conceptos como robótica o programación son habilidades que necesitarán los alumnos de hoy para desenvolverse en un mercado de trabajo cada vez más tecnológico por el incremento de la digitalización en las empresas.

Aprender coding de una forma divertida desde pequeños aporta las herramientas y destrezas necesarias para comprender mejor los cambios tecnológicos constantes en la sociedad actual, además de preparar a los alumnos para el mundo digital ante la demanda de profesionales TIC. Según revela el último informe TIC Monitor de Fundación VASS, por cada recién titulado superior en estas carreras, existen más de seis empresas interesadas en su perfil.

La programación, además, puede ser una herramienta muy útil para el resto de materias. Sin matemáticas, por ejemplo, no se puede programar. Pero también cuando el alumno se enfrenta a un reto en programación, puede que encuentre implicaciones éticas, y ahí las humanidades son esenciales. El lenguaje es otro de los aspectos importantes en programación. Por eso es una disciplina tan trasversal, porque no es lo mismo aprender Matemáticas de una manera abstracta que comprobando los resultados de una forma práctica, aplicando por ejemplo una suma, haciendo un algoritmo o dándole vida a un personaje de un videojuego.

Ventajas de la programación

Desde Smartick han analizado las ventajas y beneficios que aporta el dominio del lenguaje de programación en los niños:

  1. En primer lugar, “maximiza su rendimiento escolar ya que mejora las aptitudes en matemáticas y en la lógica, además de ayudar a mejorar la comprensión lectora”.
  2. También “desarrolla el pensamiento crítico y las habilidades para resolver problemas, y enseña cómo enfrentarse a grandes problemas descomponiéndolos en una secuencia de dificultades más pequeñas y manejables en cualquier tarea”.
  3. La programación potencia la creatividad. “Los alumnos tendrán que hacer uso de la imaginación al tener que crear y desarrollar sus propias ideas. En la programación, como en la vida, hay más de una forma de resolver un problema”, aseguran desde Smartick. De niños es el mejor momento para aprender y, de hecho, se recomienda para todas las edades.
  4. Aprender a programar es como aprender otro idioma, y se ha demostrado que a los niños les resulta más fácil dominar otro idioma al ser más receptivos a nuevos conocimientos y métodos de aprendizaje.
  5. La programación es la alfabetización básica en la era digital. Sabiendo programar, los niños serán capaces de comprender el mundo que les rodea y conseguir competencias y habilidades que son muy demandadas en el mercado de trabajo.
  6. Smartick destaca asimismo el trabajo en equipo: “Esta manera de trabajar hace que todos los niños sean responsables del objetivo, desempañando cada uno un rol en función de sus conocimientos. Esto no es solo para que sea más fácil cumplir todas las metas, sino para aumentar la eficacia de los resultados”.

Una buena forma de aprender programación es a través de la robótica

Una buena forma de aprender programación es a través de la robótica. En una época en la que los niños tienen acceso constante a la tecnología, es importante que entiendan su funcionamiento, a la vez que entrenan habilidades que van a ser imprescindibles para su futuro.

Normalmente, en las primeras etapas de Infantil y Primaria la robótica constituye un elemento muy motivador y un medio para trabajar otros contenidos educativos. También a estas edades tempranas ya se puede iniciar a los alumnos en la construcción de sencillos robots y en los lenguajes básicos de programación.

Pero es en Secundaria cuando ya se empiezan a construir robots algo más complejos y se puede utilizar esta área para plantear preguntas, experimentar, explicar hechos y poner en práctica principios físicos, matemáticos y científicos. Y en Bachillerato y FP los alumnos pueden especializarse en programación, diseño, electrónica o mecánica.

Robots educativos según la edad

A la hora de elegir un kit de robótica, lo primero a tener en cuenta es la edad y el grado de desarrollo del niño.  Por norma general, hasta 8 años se recomiendan kits muy sencillos de montar y manejar. A partir de 9 años pueden usar robots más complejos. Aquí algunos ejemplos:

  • De 4 a 8 años. En estos kits se trabaja fundamentalmente con el racionamiento lógico y la secuenciación, transmitiendo órdenes al robot para lograr diferentes objetivos. Un ejemplo es Intelino Tren Educativo que, sin perder el encanto de los trenes antiguos, añade características robóticas para convertirlo en una herramienta de aprendizaje muy divertida. También Bee-Bot, la simpática abejita, muy popular y la preferida por las escuelas debido a que lleva tiempo en el mercado y dispone de accesorios de todo tipo.
  • A partir de 9 años. A esta edad ya pueden programar robots con software visual que les enseñe los conceptos básicos como condiciones, bucles y funciones, usando el ordenador o el móvil. Este año han aparecido varias novedades en robótica educativa cuyo punto fuerte es combinar las estructuras de LEGO con la electrónica de micro:bit. Ejemplos de ello son TPbot Smart Car para micro:bit y Ring:bit 6 in 1 Pack. A ambos se les puede añadir piezas de LEGO.
0
Comentarios
  1. Noticias | Del 1 de febrero al de 5 de 2021 - UCETAM
    5 de febrero de 2021 13:38

    […] MAGISNET […]