Actividades y herramientas para trabajar desde casa

Ingrid Mosquera
Profesora en UNIR, especialista en Didáctica, TIC y Microlearning activo
30 de marzo de 2020
0

Empezamos esta serie de artículos sobre educar desde casa con algunos consejos básicos referidos a la importancia de tomárnoslo con calma y en relación a la necesidad de ser conscientes de que, en cuanto a los recursos, la mayoría de las ocasiones menos es más, no solo por nosotros mismos, sino también por nuestros alumnos.

En un segundo artículo hablamos de cómo llevar a cabo videoconferencias de forma sencilla y, lo que es más importante, de la relevancia que puede tener ese contacto directo con nuestros alumnos, no solo para motivarlos en su estudio sino, sobre todo, para ayudarles a sobrellevar la situación actual. En esa misma publicación presentamos algunas ideas para usar las videoconferencias con diferentes finalidades, pues no se trata únicamente de dar clase.

Establecer contacto

Quizás haya un detalle que hayamos pasado por alto y que resulta básico: ¿Cómo podemos contactar con los estudiantes? En diferentes medios, he podido leer aportaciones de compañeros docentes comentando que no habían conseguido contactar con algunos alumnos. Muchos están utilizando medios como el email, el Whatsapp o incluso una llamada telefónica para poder hablar con los estudiantes o con sus familias y empezar a dar los primeros pasos. Es bueno poder conocer los contextos en los que nos movemos para intentar llegar a todos.

Se precisa de ese primer contacto para poder avanzar hacia las videoconferencias, las tareas o el uso de otras herramientas, pero, obviamente, si ese paso falla, no se puede construir nada. Sabemos que no es fácil y que el esfuerzo es muy grande, por parte de todos, pero seguimos insistiendo, incansables, porque somos conscientes de su importancia, no solo a nivel educativo, sino también a nivel psicológico, social y de bienestar general.

Se precisa de ese primer contacto para poder avanzar hacia las videoconferencias, las tareas o el uso de otras herramientas, pero, obviamente, si ese paso falla, no se puede construir nada

Actividades online

A la hora de plantear actividades a nuestros alumnos para que trabajen en casa de forma autónoma, bien sea por su cuenta o con compañeros, que también es posible, creo que hay algunos aspectos que debemos considerar.

Dado que son alumnos que asistían de forma presencial a las clases, adaptarse a un nuevo ritmo y modo de trabajo puede cansarles, frustrarles y no sentirse suficientemente motivados como para ponerse a ello. Mi recomendación sería proponer actividades abiertas, lúdicas y creativas, aprovechando las TIC, pero también sin ellas, incluir ideas para hacer en familia, pero sin imponerlo, porque no todas las familias pueden hacerlo, la clave está en plantear propuestas que les hagan pasar horas trabajando, entretenidos, sin darse cuenta de ello.

Propondría proyectos, investigaciones, escape rooms o break outs digitales, actividades que supongan la grabación de vídeos o audios, sacar fotografías, escuchar música o cantar, leer, cocinar, dibujar, realizar manualidades, entrevistar a familiares o actividades que puedan incluir vídeos de YouTube, programas de televisión o de radio, por poner algún ejemplo.

También recomendaría gamificar esas tareas, que los alumnos puedan ir ganando puntos por ayudar en casa, por ejemplo, por ir haciendo diferentes actividades, etc.

Igualmente, como comenté en el artículo anterior sobre videoconferencias, debemos recordar que el trabajo en grupo es posible y no deberíamos descartarlo, con un poco de organización y formación, podría ser muy positivo para nuestros estudiantes estar en contacto entre ellos. Sus mejores momentos del día pueden venir de ahí, de sentirse, por unas horas, fuera de su casa, cerca de sus compañeros.

Herramientas digitales para profesores analógicos

Imaginemos que nuestro centro no tiene una plataforma, ni usamos GSuite o la archiconocida Google Classroom. Vamos a ver cómo podemos salir al paso. Con dos o tres herramientas básicas, podremos construir un sistema de trabajo adecuado para nuestros alumnos. Debes seleccionar las que mejor se adapten al contexto concreto en el que te encuentres, teniendo en cuenta tus recursos y los de tus alumnos.

1. Establezcamos un punto de encuentro

Wakelet o Padlet pueden ser un sencillo punto de partida para compartir contenido con nuestros alumnos. Para esta labor recomendaría Wakelet. Os aseguro que podéis tenerlo preparado en dos minutos de reloj.

Como decía,  puedes establecerla como punto de partida, es tan sencilla que en cinco minutos, o menos, lo tendrás montado. Puedes tener colecciones públicas, privadas y las que podrán ser más útiles para compartir con tus estudiantes: unlisted, a las que se acceden únicamente a través de enlace. También puedes crear colecciones colaborativas, donde tus estudiantes puedan subir actividades y material directamente.

2. Foro de preguntas (y mucho más)

Si eres profesor de lengua, y creo que para muchas otras asignaturas, Flipgrid es una plataforma que debes usar, es como un foro audiovisual privado con muchísimas posibilidades (puedes añadirle contraseña para entrar). Ahora mismo los vídeos subidos pueden llegar a los diez minutos de duración (última actualización). Estos días se está empleando para hacer una variedad muy amplia de actividades, cada cual más imaginativa que la anterior.

3. Correcciones y comunicación

Personalmente, uso Vocaroo a diario con mis alumnos para hacerles llegar mis correcciones en forma de audio, yo gano tiempo y ellos escuchan mis explicaciones más en detalle que si lo hiciese por escrito. Simplemente les envío el enlace, pueden escucharlo, sin más o descargarse el audio para guardarlo. La sencillez de esta herramienta ofrece innumerables opciones bidireccionales, tanto para enviar audios, como para recibirlos de tus estudiantes.

Otra herramienta que uso prácticamente todos los días es Loom, un grabador de pantalla sencillo y gratuito que permite, a posteriori, cortar el vídeo, no solo al comienzo y al final sino también por el medio del mismo. Además, se puede descargar o compartir simplemente mediante un enlace.

Si quieres dar un paso más allá, puedes echar un vistazo a Openboard, una pizarra online que también ofrece la opción de ser usada para realizar screencast:

Las posibilidades que ofrece enviar a los alumnos un video o que ellos te lo envíen a ti son infinitas y no podría enumerarlas todas, desde correcciones individualizadas con la actividad delante, pasando por explicaciones de contenido o presentaciones de los propios estudiantes. Y esas son, únicamente, las opciones más obvias.

4. Espacio colaborativo

Si buscas un espacio colaborativo donde los alumnos puedan hacer proyectos en grupos pequeños o toda la clase en su conjunto, Padlet puede ser muy buena opción, pudiendo añadir vídeo, enlaces, audio, documentos etc. de una forma muy sencilla e intuitiva.

Como habíamos comentado, Wakelet también puede darte esa opción con sus colecciones colaborativas, pero creo que usaría Padlet para esa finalidad. Recuerda también que se le puede sacar mucho partido a algo tan sencillo como compartir un documento. Piensa en las posibilidades.

5. Actividades creativas

Como comentábamos anteriormente, mantener a los alumnos ocupados y entretenidos, a la vez que aprenden y desarrollan su competencia digital, puede ser muy una propuesta muy adecuada para estos días.

La creación de vídeos animados con la herramienta Powtoon sería una opción interesante, proponles que te manden un vídeo animado de alguna parte del temario o similar. Si luego subes todas las aportaciones a una colección de Wakelet o lo suben directamente ellos a una colección colaborativa, o a un Padlet, queda directamente a disposición de todos.

En ese mismo sentido puedes emplear Genially. Aunque tú puedes crear presentaciones o imágenes interactivas, también puedes pedirles que las creen ellos, que vayan investigando sus posibilidades. Algunos harán elaborarán productos sencillos y otros te sorprenderán, sin duda.

Aunque tú puedes crear presentaciones o imágenes interactivas, también puedes pedirles que las creen ellos, que vayan investigando sus posibilidades

Para los más atrevidos, os recomiendo probar Scratch, quizás precise de un poco de aprendizaje previo, por ambas partes, pero puede proporcionar muchas horas de pensamiento computacional delante del ordenador.

Cuando hablamos de cuestionarios, podemos usar muchísimas herramientas para enviarles formularios y tener retroalimentación, pero el punto siguiente que te propondría es que sean ellos los que creen esos formularios, haz concursos, piensa en recompensas, establece un ranking, esto es, gamifica esa experiencia.

No dejes de ver esas y otras interesantes opciones que nos ofrecieron Rosa Liarte, Eduardo Ruíz y Flipped Primary en el taller de las #CharlasEducativas hace unas semanas:

6. Herramientas para microlearning activo

En la línea de lo comentado en el punto anterior, con mis alumnos utilizo muchísimas herramientas, enmarcadas dentro de lo que denomino como microlearning activo. La idea es que sean ellos los que creen, bien sea vídeos, memes, GIFs, tiras cómicas, audios o vídeos animados, entre muchas otras posibilidades, masticando el contenido y elaborando pequeñas píldoras de aprendizaje que quedan a disposición de todos los compañeros. Aquí puedes ver una playlist con muchas de esas herramientas.

Para terminar…

Recuerda que hay muchas opciones y no todas tienen que implicar estar delante de una pantalla, eso no quita que no puedan quedar registradas, con una fotografía, un vídeo o un diario de aprendizaje, por ejemplo. Aprovechemos esta oportunidad para dejar volar nuestra imaginación, y sobre todo, la de ellos.

0
Comentarios
  1. Adrian Gaytan
    31 de marzo de 2020 00:49

    excelente articulo! hay muchas formas de ganar dinero, a través de Internet, ahora mas que nada es una de las mejores formas,a mi me ha ayudado demasiado este libro, me ha enseñado muchísimo y ahorita estoy generando demasiadas ganancias,se los recomiendo a ustedes.>>hotm.art/Hs8pSz