fbpx

Así promueven la integración sociolaboral de 1.273 jóvenes en situación de vulnerabilidad

Con motivo del Día Internacional de la Juventud, que se celebra este viernes, Aldeas Infantiles SOS reclama apoyos para preparar la transición a la vida independiente de los jóvenes extutelados.
RedacciónJueves, 11 de August de 2022
0

Más de 5.000 adolescentes que han cumplido la mayoría de edad abandonaron el sistema de protección en el último año, enfrentándose a una emancipación prematura y difícil

Aldeas Infantiles SOS trabaja para promover la integración social y laboral de 1.273 jóvenes en situación de vulnerabilidad. Buena parte han crecido en el sistema de protección y han visto cómo la mayoría de edad les obligaba a enfrentarse a un proceso de emancipación breve y acelerado. Con motivo del Día Internacional de la Juventud, que se celebra este viernes, la organización reclama apoyos para preparar la transición a la vida independiente de los jóvenes extutelados, que incluyan ayudas para continuar estudiando, acceso al mercado laboral y a la vivienda, así como atención psicológica.

Casi 50.000 niños y adolescentes crecen en el sistema de protección en nuestro país. En el último año 5.170 cumplieron la mayoría de edad, lo que automáticamente pone fin a la medida de protección y marca el inicio de su independencia. “Sin formación adecuada, sin redes familiares que les sirvan de apoyo para continuar con sus estudios y sin ayudas sociales, difícilmente podrán integrarse con éxito en la sociedad“, sostienen desde Aldeas Infantiles SOS.

Según explica la organización de atención directa a la infancia, lo habitual es que estos jóvenes tengan que enfrentarse a un tránsito breve y acelerado a la etapa adulta al cumplir la mayoría de edad, lo que los sitúa en una clara desventaja respecto al resto de jóvenes y contribuye a su distanciamiento del sistema educativo y del mercado laboral, convirtiéndolos en uno de los grupos más vulnerables de la sociedad.

50.000

niños y adolescentes crecen en el sistema de protección en nuestro país

La organización se apoya en su propia experiencia para reclamar que la preparación para la vida independiente de los jóvenes tutelados comience como mínimo dos años antes de alcanzar la mayoría de edad. Llegado ese momento, sostienen que es preciso ofrecerles oportunidades de Educación y formación profesional, así como acceso a servicios sociales, jurídicos, de salud, y una asistencia financiera adecuada.

Recomienda, además, asignar a cada joven un especialista que le acompañe en su camino a la independencia y formar a los profesionales para esta labor. Propone igualmente homogeneizar las ayudas que reciben los jóvenes en las comunidades autónomas, alentar a los sectores público y privado a darles empleo y favorecer que aquellos con necesidades especiales puedan optar a servicios de apoyo que les permitan eludir una institucionalización innecesaria al llegar a la mayoría de edad.

Un acompañamiento individualizado e integral

En el último año Aldeas Infantiles SOS ha atendido a 1.273 chicos y chicas en situación de vulnerabilidad, la mayor parte de ellos extutelados, a través de sus Programas de Jóvenes. El trabajo comienza antes de cumplir la mayoría de edad, en el Proyecto de Tránsito a la Vida Adulta, que les prepara para abordar la siguiente fase de su vida: reflexionan sobre sus aspiraciones, aprenden cómo alquilar un piso, hacer una entrevista de trabajo o a cocinar.

Mediante el Proyecto de Autonomía, tienen la posibilidad de continuar recibiendo apoyo una vez cumplen los 18 años. Asimismo, se les ayuda con los trámites burocráticos y se les brinda orientación académica y laboral hasta que lo necesitan. Además, Aldeas cuenta con un servicio de empleo que facilita su inserción laboral. Por otra parte, el Proyecto de Emancipación ofrece a los jóvenes ya independizados apoyos puntuales de diversa índole. En 2021, 851 jóvenes fueron atendidos en este recurso.

0
Comentarios